¡10 tips nutricionales para el verano!

En verano nuestros días suelen tener un ritmo distinto al que acostumbramos llevar la mayor parte del año. Los viajes, los festejos, las visitas de amigos y familiares. Esto hace que nuestra rutina diaria cambie y muchas veces se vea desorganizada, principalmente nuestra alimentación. Por eso en la nota de este jueves dejamos algunos consejos nutricionales para que sepas como cuidarte en estas vacaciones.

CONSUMIR VARIEDAD DE VERDURAS CRUDAS

Son indispensables, en verano apetecen más los alimentos frescos y las ensaladas son el plato perfecto para eso. Seleccionar mínimo 2 colores por plato e incluir en almuerzo y cena. Nos brindan saciedad aportandonos fibra, agua, vitaminas y minerales.

REALIZAR LAS 4 COMIDAS DIARIAS

La organización es fundamental. Determinar las actividades del día y preparar las comidas en base a eso nos permite comer ordenado. Evitando caer en el picoteo, lo que muchas veces nos lleva a consumir calorías de más.

NO SALTEAR EL DESAYUNO, LA COMIDA MAS IMPORTANTE DEL DIA

No cortar el ayuno, luego de varias horas sin ingerir alimentos es contraproducente. No desayunar predispone a desarreglos en nuestra alimentación durante el día.

INCORPORAR MÍNIMOS 2 FRUTAS AL DIA

Son de fácil transporte y consumo. Recomiendo consumir preferentemente las de estación como kiwi, ciruelas, damascos, duraznos, etc. Sobre todo melón o sandía por su alto contenido de agua. Ricas en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Consumirlas frescas, en ensaladas, exprimidos o preferentemente licuados con la fruta entera.

MANTENERNOS SIEMPRE HIDRATADOS

Las altas temperaturas del verano y la sudoración nos hace más propensos a la deshidratación por eso es importante mantenernos siempre correctamente hidratados. Preferentemente con agua mineral o potable como bebida principal. Tomar entre 2 o 3 litros diarios y no esperar a tener sed para hacerlo.

CONSUMIR CEREALES INTEGRALES Y/O LEGUMBRES

Nos brindan energía. El arroz integral o yamaní, trigo burgol, lentejas, arvejas o garbanzos, son los llamados alimentos esponja ya que tienen la capacidad de acumular el agua con que son hervidos. Son fácilmente combinables con verduras y hortalizas en ensaladas frescas.

REALIZAR ACTIVIDAD FÍSICA PROGRAMADA

Una alimentación saludable siempre debe ir acompañada de actividad física adaptada a cada persona en particular. En esta época de calor es importante no exigirse demasiado. Las caminatas diarias al aire libre cuando baja el sol son una buena forma de ejercitarse.

CONSUMIR MAYOR CANTIDAD DE PESCADO, MODERADA CANTIDAD DE POLLO Y POCA CARNE VACUNA

Rico en grasas poliinsaturadas omega 3, protege las arterias y el corazón. Consumir mínimo 3 veces a la semana y reservar la carne vacuna para el asadito de fin de semana. 

DISMINUIR EL CONSUMO DE PANIFICADOS Y PRODUCTOS DE PANADERÍA

Reservarlos sólo para el desayuno y la merienda. Optar por harinas integrales cuando elegimos pan, galletitas o tostadas. Los productos de panadería o repostería son ricos en sodio, grasas y azúcar por eso es indicado moderar su consumo. Reservarlo para ocasiones especiales.

EL CUIDADO DE LOS ALIMENTOS

Las altas temperaturas favorecen la proliferación bacteriana. Es esencial prestar atención a cómo conservamos los diferentes alimentos. En especial carnes, cremas, mayonesas, lácteos en general, frutas y verduras. Ya que son alimentos vulnerables al calor.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.