Alta Costura y la moda cotidiana

Hace unos días terminó la semana de la Alta Costura y con ello la inauguración al calendario de moda femenino. Cada vez que vemos las pasarelas de este evento nos queda la sensación de que no tiene nada que ver con la realidad, y peor aún, con lo que percibimos de la moda.

Foto: Vogue – Alexandre Vauthier

Foto: Vogue – Alexis Mabille

Pero vamos un poco más allá del glamour. Hemos visto la pasarela de Chanel y sabemos que los brillos, las plumas y la cintura alta se volverá a imponer entre las tendencias del momento. Y… ¿qué hay de las otras marcas? ¿qué es lo que nos dejan? ¿cómo vamos a implementarlas en el armario?

Foto: FRANCOIS GUILLOT AFP – Christian Dior

Tendencias, patrones, siluetas y colores de la Alta Costura

Formas abultadas, mangas extravagantes, colores estridentes y mucha ostentación. Parece que el minimalismo quedó de lado finalmente y regresa una pomposa temporada que nos recuerda la década de los 80′. No aplica para todas las marcas por supuesto, pero a manera de macro tendencia si se puede notar un giro en la forma de presentar las colecciones.

Claro, habrá un lado opuesto, mucho más neutro y recatado pero que igual destila lujo. Sin embargo lo que más impactará será sinfín de mezclas entre estampas y texturas.

¿Más allá de Chanel?

Siempre que se elige un TOP 5 de la Alta Costura, estamos pensando en Chanel. Pero lo cierto es que son más las que presentan sus colecciones y marcan la tendencia en el calendario de la moda. Así que armamos nuestro propio listado de las mejores 5 presentaciones sin contar a Chanel.

Elie Saab

Majestuoso e inspirado en la belleza oriental. No es en vano, sus raíces libanesas están fuertemente marcadas en sus diseños de la forma más sublime. Su sello es el trabajo en pedrería, el juego con transparencias y las siluetas marcadas sin caer en lo obvio. A ello en esta ocasión sumó vestidos con un molde de la época de los 40′ en textura satinada y tonos pasteles.  Un buen indicio de que este tipo de silueta volverá a las tiendas. El uso de diademas y un estilismo natural en cuanto a maquillaje también captó nuestra atención.

Foto: Vogue – Elie Saab

Foto: Vogue – Elie Saab

Christian Dior

Se esperaba mucho esta colección, diseñada por la nueva directora Maria Grazia Chiuri, y a su vez la primera mujer en diseñar para la casa de Alta Costura en su historia. Su línea fue clásica y dramática a la vez. Si bien no hubo tanto riesgo para asegurar su aceptación en el marco del evento, dejó algo muy claro y es que la esencia de Dior se mantuvo intacta. Faldas vaporosas, la aplicación de bordados manuales, la inclusión de tendencias como el uso de plumas, la asimetría en las capas de algunos vestidos y las amplias mangas que serán furor en el 2017.

 

Foto: Vogue – Christian Dior

Foto: Vogue – Christian Dior

Foto: Vogue – Christian Dior

Alexadre Vauthier

Escándalo visual. Así lo describimos. La década de los 80´y la sensualidad de los 90′ estuvo súper bien plasmada en cada una de las pasadas de Vauthier. Desde el uso de telas metalizadas hasta las infinitas mangas con volúmenes estruendosos, sin contar el uso de colores saturados y moldes para nada convencionales. ¿Qué podemos anotar para nuestro armario? Blusas acartonadas con mucho volumen, el off the shoulder que se mantiene y por supuesto el uso de metalizados para mini vestidos de fiesta.

Foto: Vogue – Alexadre Vauthier

Foto: Vogue – Alexandre Vauthier

Alexis Mabille

Las princesas encantadas de Mabille nos volvieron a conquistar. En esta ocasión la firma se alejó del estilo acaramelado y barroco, dejando de lado el uso del rosa y los apliques florales. Esta vez su apuesta fueron los tonos encendidos como el fucsia, naranja, turquesa y el uso de la tendencia de los tules. Velos y capas que traslucían las siluetas, así como también un juego constante con la irreverencia de los 80′. ¿Qué rescatamos? Las texturas rígidas para formar siluetas voluminosas, el uso de transparencias a través del tul y mucho pero mucho color.

Foto: Vogue – Alexis Mabille

Foto: Vogue – Alexis Mabille

Schiaparelli

Elegante, ambicioso y muy lineal. Los moldes de la firma de Alta Costura no se mezclaron con el riesgo, al contrario. La osadía estuvo por el lado de las estampas y el shocking color junto al blanco. Se puede destacar el uso de trajes sastre, vestidos en corte recto y trapecio, el uso de capas y calzado monocromático con detalles de cut out.

Foto: Vogue – Schiaparelli

Foto: Vogue – Schiaparelli

Foto: Vogue – Schiaparelli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.