Black & White

Una vuelta a los clásicos tonos que nos salvan de cualquier apuro. En esta ocasión el look tiene que ver con una salida semi formal o un cóctel.

Los vestidos con bloques de color tienen una gran ventaja, que es la de la ilusión óptica que crean. Sobre todo si en los extremos está el color negro como protagonista, y en el medio va un tono claro que haga contraste.

Elegir el corte del vestido perfecto puede ser un dolor de cabeza, pero cuando tenemos noción del tipo de silueta que tenemos, es mucho más fácil y placentero probarnos algunos modelos. Mi recomendación sería ir directo a los cortes clásicos para no desligarnos de la premisa original: la elegancia.

En cuanto a los accesorios, será un terreno donde podremos permitirnos jugar un poco más con estilos, tendencias y colores distintos. ¿Están listas para hoy?

Foto: Daniel Arias

Make Up: Mariana Ighneim

Vestuario: Las Pepas

Zapatos: Ferraro

Accesorios: A lo mejor Carlota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.