Claves para una Imagen Ejecutiva y Exitosa

Para tener una imagen ejecutiva y exitosa es necesario que comiences a trabajar la forma en la cual percibís y entendés tu vestidor. Tus prendas  y accesorios son  una clara  herramienta de comunicación a través de la cual lograrás alcanzar tus objetivos tanto personales como profesionales. Además, necesitarás evaluar el tipo de estándar competente y ejecutivo que demanda la industria para la cual trabajas.

Aprender a elegir el talle, los colores, la forma y el corte ayudará a establecer tu estilo profesional. Una imagen ejecutiva implica mucho más que un mero aspecto externo junto a una vestimenta; incluye también elementos como  lenguaje no verbal, etiqueta y personalidad. Es vital que logres generar patrones de pensamiento que te ayuden a transformarte en la mujer que deseas ser.

Si pretendes destacarte en el mundo de los negocios y tener una presencia ejecutiva, es necesario cuidar hasta los más mínimos detalles a fin de que tu mensaje sea serio, correcto y coherente. A continuación, te dejo algunos consejos para que puedas empezar a ordenar tu vestidor en función de tus actividades, ahorrandote tiempo y dinero:

La base

Procura vestir trajes o vestidos en colores neutros que proyecten responsabilidad, dinamismo, autoridad y confianza como el negro, gris, beige, blanco y nude.

Combínalos con blusas o camisas  en distintas tonalidades de  azul, camel y burdeos. Las texturas pueden ser  lisas o estampadas, no muy ajustadas ni escotadas.

Accesorios

En un look formal, evita utilizar más de 3 accesorios al mismo tiempo (especialmente si éstos son grandes o llamativos). Empléalos a tu favor para acentuar tu feminidad y personalidad, complementando tu atuendo. Recuerda: menos es más.

Toque final

El cuidado de tus  manos, peinado,  maquillaje y fragancias es tan importante como conservar el buen estado y pulcritud de tus prendas.

Si bien vemos que predominan los colores oscuros y saturados, siempre respeta las tonalidades que más te favorecen y que se encuentran dentro de los lineamientos de tu paleta cromática. Escoge colores con los cuales te sientas atractiva  y vibrante, alejándote de aquellos que marcan tus imperfecciones o apagan tu aspecto. Es aconsejable que  todo look que elijas sea congruente con tu estilo.

El estilo es el lenguaje que utilizas con tu imagen y con el cual te diferencias del resto de la gente. Es momento de tomar decisiones y accionar en consecuencia, determinando cómo y qué quieres comunicar. Cree en ti, acéptate tal y como eres, trabaja en tu imagen y autoestima dado que estas serán tus herramientas clave para proyectar una imagen exitosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.