¿Cometes errores al aplicarte una base líquida?

Cuando empecé en el mundo del maquillaje a la edad de 19 años siempre evitaba usar bases, porque me imaginaba que se vería algo pesada que simplemente las personas podrían mirar por encima de la parte superior de mi cara, me imaginaba resultados desastrosos. Pero luego encontré que una buena base cambia todo tu maquillaje y encontre una perfecta realmente la amaba.

Desde ahí aprendí mucho acerca de base líquidas ya que cometí todos los errores que te puedas imaginar y que te contaré en un momento. Fue difícil pasar aquella etapa cuando tu rostro era de un color, tu cuello y tu cuerpo de otro. Si lo has vivido como yo te invito a descubrir los errores al momento de usar base líquida para que puedas evitarlos y no pases vergüenza como yo lo hice:

Estás usando el polvo incorrecto

Error: El polvo es una buena manera de mantener tu maquillaje con aspecto fresco y que te dure por horas. Pero puede convertirse fácilmente en un lío ya que puede parecer muy poco natural y lucir algo extraño en ti.

Solución: Si vas a utilizar un polvo asegúrate de que sea un polvo traslúcido (blanco). Los polvos que tienen color nunca deben ser utilizados con una base líquida ya que hará que tu rostro se vea súper pesado y raro. Si deseas utilizar un polvo con color, úsalo pero evita la base líquida antes.

1

Estás usando una base que no es la correcta para ti

Error: Hay tantos tipos de bases que escoger el más adecuado puede ser abrumador. Muchas mujeres terminan utilizando fórmulas que no funcionan bien para su tipo de piel, por lo que la base suele ser su mayor enemiga.

Solución: te doy algunos consejos al momento de escoger tu base. Si tienes la piel seca, la base debe ser con acabado radiante o con luz en lugar de un acabado mate. Si tienes la piel grasa, tu mejor amiga serán las bases mate. Todo el mundo debería tener en cuenta que mientras la base en polvo puede ser genial, la base líquida es a menudo la mejor opción. La base en polvo puede secar la piel y hacerla pesada ya que nunca aplicarás solo una vez el producto, siempre serán 3 o 4 pasadas y terminará acentuando los poros.

2

La estás aplicando con la herramienta incorrecta

Error: Un montón de chicas suelen aplicar la base con los dedos, que no es el mejor camino a seguir. La aplicación de maquillaje con los dedos puede transferir fácilmente las bacterias a la cara que pueden hacer que tu rostro comience a experimentar brotes. Además, no siempre es la opción más suave. Otras chicas están utilizando la brocha equivocada recuerda que no todas las brochas son creados iguales.

Solución: Puedes comprar ya sea una esponja como la Beauty Blender, o una brocha para  base. Una brocha o una esponja producirán un acabado más perfecto, y te ayudará con la mezcla de todos los productos. Yo amo utilizar la Beauty Blender con mi base de maquillaje líquida, ya que hace que todo parezca tan suave, pero otras personas son más fanáticas de la brocha. Ah, y asegúrate de que cuando estés difuminando el producto con la brocha todo sea de manera descendente para que los pelitos que tenemos en el rostro no sean tan notables.

3

No estás hidratando tu piel

Error: La crema hidratante debe ser lo primero que utilices en cada día, pero muchas chicas no lo hacen. Y no, un humectante con color no cuenta. Cuando la piel se seca y tienes base en tu rostro, no importa de qué tipo sea, la piel tiende a formar escamas que no se ven bien. La crema mantendrá tu piel hidratada y evitará aquella escamación. (Si aún no estas convencida haz la prueba y verás los resultados espectaculares de usar crema hidratante)

Solución: Aplica una crema hidratante sin aceite antes de aplicar cualquier maquillaje en absoluto. Que sea lo primero que se hace en la mañana!

4

No estás dejando que el Hidratante se seque

Error: Cuando me dijeron lo de la crema hidratante lo hice inmediatamente pero la primera vez no vi resultados, lo que yo hacía era aplicar mi crema hidratante y al instante aplicar mi base líquida. Consejo sabio ¡No hagas eso! Si la crema hidratante no ha tenido tiempo para hundirse en la piel e impregnarse en los poros puede causar que tu base se deshaga en minutos, y no tendrás un acabado más uniforme ni cubrirás nada en tu rostro.

Solución: Dale a tu crema hidratante o dos minutos en remojo en la piel antes de aplicar cualquier tipo de maquillaje.

Con amor,

Marinamakeup

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.