Cómo deshacernos de nuestra ropa conscientemente

Estamos en un momento en el que consumir de manera responsable y contribuir a el reciclaje para ayudar al planeta, son cosas clave. Sacarnos el chip del consumismo y dejar de aportar al fast fashion no es fácil, es a lo que estamos acostumbrados, la opción más rápida y fácil, pero ciertamente no la mejor.

Una gran manera de adentrarnos en esta nueva visión de la moda y el consumo en general, es haciendo una limpieza extrema de nuestro closet. La clave es ser honestas, no dejar esas cosas que no usamos hace meses “Por las dudas”, sino sacar todo aquello que ocupa espacio y que podría ser utilizado por otra persona o reciclado. Una vez hecha esta limpieza viene la parte difícil, ¿que hacemos con toda esa ropa? Aquí les dejo algunas ideas…

Donarla

La primera opción es donar todas esas cosas que ya no usas y están en buen estado, nada de dar prendas que se estas cayendo a pedazos. Lo más importante de esta opción es que estas ayudado a otras personas. Creo que las mejores cosas para donar son suéteres, abrigos, todo lo abrigado que tengan, para cuando llegue el invierno. Y ropa un poco más formal, como camisas, pantalones de vestir, etc, porque ayudará a quienes más lo necesitan en caso de tener una entrevista de trabajo o un evento especial.

Venderla

Hay cierta prendas que tal vez nunca usaste o tal vez usaste una vez y preferís vender. La mejor opción, en mi opinión, es conseguir un local de consignación o venta que se encargue de tu ropa. Por ejemplo, aca en argentina mi favorito es el Galpón de Ropa. Un lugar donde llevas tu ropa y al venderla te dan tres opciones, recibir crédito para usar en el local (el 50% de tu venta), dejarla en consignación (el 40% de tu venta) o llevarte el dinero en efectivo (el 30% de tu venta). Todas estas opciones son válidas para apoyar la moda sustentable y además, si no se venden todas las prendas que dejaste en consignación, ellos mismos se encargan de donarlas.

Reciclarla

Por último, está la opción de reciclar una prenda con tus propias manos. Esto es una manera genial para no tirar esas prendas que no están en buen estado, que tienen agujeros o están desteñidas. Hay una gran cantidad de tutoriales en internet que te enseñan a reutilizar esa tela, haciendo bolsos, arreglos para tu casa y mucho más. De esta manera, no sólo estás ayudando a reducir el residuo de textiles, ¡sino que te estás divirtiendo y creando en el proceso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.