Construye tu estilo de adentro hacia afuera.

¿Cómo imaginás la mejor versión de vos misma? ¿Cómo está vestida? ¿Cómo es su lenguaje corporal? ¿Es una persona a quien te gustaría conocer? Todas estas preguntas son un disparador para evaluar  cómo te ves hoy y cómo te gustaría verte. Si las dos visiones son completamente diferentes, entonces es momento de poner manos a la obra para acercarte a tu imagen ideal a través del autoestudio.

Visualizá

Te llega una invitación a un evento muy especial. Lo primero que pensás, incluso antes de confirmar tu presencia, es ¿qué me pongo? Inmediatamente pensás todas las opciones que tenés en tu guardarropa y te visualizás con cada uno de los looks hasta decidir cuál es el que mejor se adapta a la ocasión. Ese proceso que hiciste inconscientemente se llama mentalización: creaste un arquetipo mental de cómo te querías ver y lo llevaste a la acción eligiendo tu look para el evento. 

Con tu imagen y estilo personal, sucede lo mismo. Para comenzar a cambiar o mejorar la manera en que te ves, lo primero que tenés que hacer es mentalizar, crear mentalmente esa versión ideal de vos misma, teniendo en cuenta cada detalle, para luego tomar las decisiones que te acerquen a ella. Pero, ¿cómo saber qué mentalizar? Aquí entra en juego el autoestudio.

Observáte

Definir tu imagen y tu estilo personal requiere conocerte más para saber qué te gustaría transmitir con tu imagen. Para eso, escuchá cómo te hablás a vos misma frente al espejo, observá cómo te relacionás con tu guardarropa, identificá qué sensaciones surgen al usar tales prendas, accesorios y/o colores. Preguntáte qué palabras te definen, cuáles son tus valores, qué impresión te gustaría causar en los demás.

Este ejercicio no es fácil, toma tiempo y va a poner en evidencia ciertas actitudes y condicionamientos que pueden ser de tu agrado o no. Lo importante es que tomes esa valiosa información sobre cómo te ves hoy para tomar decisiones sobre cómo quisieras verte mañana. Cuanto más indagues, más vas a descubrir sobre vos para comenzar a crear tu estilo desde tu verdadera esencia. Tu estilo personal debería ser una auténtica expresión de vos misma.

Tomá acción

Una mentalización sin acción efectiva, se queda en el plano de los sueños. Por eso, diseñamos este descargable para que pongas manos a la obra. Visualizá, observá y fijá tus metas. Podés empezar con una sola palabra y gradualmente ir agregando otras de acuerdo a los resultados que vas obteniendo. Por ejemplo, me quiero sentir segura, para eso, voy a elegir prendas cómodas que resalten la parte favorita de mi cuerpo, en colores que transmitan confianza y a la vez iluminen mi rostro.

Así como una sonrisa genera más sonrisas, vos también atraés lo que transmitís a través de tu imagen. Tus pensamientos, palabras y acciones comunican TU mensaje. Aprendé a expresar ese mensaje a través de tu estilo, y atraé más de lo que querés a tu vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.