Mekishico: cuando la moda rescata costumbres ancestrales

Como diseñadora, Verónica logró mezclar la cultura mexicana y japonesa en un proyecto que busca volver a las raíces y rescata las costumbres ancestrales. En esta entrevista nos cuenta las claves de su emprendimiento  con un enfoque exclusivo.

Verónica Madrigal

 

¿Qué es Mekishico? ¿Cómo se te ocurre lanzar este proyecto?

Hace unos años conseguí unas telas súper padrísimas, muy nítidas, de algodón impreso. Las tuve dos años guardadas, no sabía qué hacer, pero lo quería convertir en algo. Siempre me resultó interesante la cultura japonesa, cuando empecé a explorar historias que hablaban sobre el valor de la palabra. Antes no era necesario firmar contratos: ellos sabían que tú venías de una familia con honor y tu palabra bastaba para que se efectuara dicho contrato. Entonces pensé que de alguna forma teníamos que rescatar esto. Cuando me casé, nuestro viaje de bodas fue a Japón y realmente percibes en la sociedad esta empatía y conciencia hacia el resto de las personas, en detalles muy sencillos. A partir de esto, busqué historias permitieran regresar un poquito esta parte moral que poco a poco empieza a hacer falta, estos valores que deberíamos poner en práctica día a día. En eso junté mi parte gráfica, que entra en juego cuando busco esos símbolos en los que hemos estado tanto tiempo en contacto pero no sabemos ni siquiera de dónde vienen. Decidí convertir esto en un negocio y lo transformé en ropa, como moda, pero mi intención es finalmente hacer detrás de la marca un estilo de vida.

 

¿Cuál es el objetivo de Mekishico?

Mi intención es ir a un nicho muy muy específico, no le estoy hablando a todo el mundo, especialmente a los Japan lovers y a los México lovers. Si llego a marcar tendencia, sobre todo ahora que está muy fuerte todo lo relacionado con el estilo japonés, genial.

 

 

En tu trabajo de todos los días ¿Qué cosas te inspiran? ¿Cuál es tu proceso creativo?

En este momento estoy trabajando sobre lo que ya hay, hago scouting de telas y luego investigo sobre los símbolos, es crear como este mini cuento, hacer el boceto de la pieza. Muchas veces te imaginas las cosas de una manera pero cuando llega el boceto son distintas. A veces algunas pruebas las guardo y me olvido de ellas; luego las vuelvo a sacar mucho tiempo después para hacer alguna adaptación. Sucede que cuando eres tu propio CEO tienes que estar involucrado en todo, puedes ser el creador pero de todas maneras tienes que saber qué se está haciendo en todos los procesos.

 

¿Cuál es el producto estrella?

Por el momento las chalinas. También hay disponibles unas chamarras de niños. Pero me di cuenta que me hacen falta varios productos para completar realmente una línea de una marca. La idea es tener una línea básica, luego tener algo que vaya con la tendencia y por supuesto alguna obra maestra, la máxima expresión de la marca. En mi caso no apunto a todo el mercado, sino a gente que va a entender que se hizo a mano, que no es un proceso automatizado.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *