ELLOS: ¿Cómo elegir un corte de pelo que te favorezca?

Para determinar el corte de pelo más favorecedor en el hombre, es importante observar las características físicas del rostro y la forma que dibujan sus ángulos, la cual se encuentra definida por el maxilar inferior (la mandíbula y el mentón), los pómulos y el hueso frontal en el nacimiento del cabello (sienes). Al observar las líneas que dibujan estos puntos podremos identificar el tipo de rostro y establecer los mejores tipos de corte de cabello en función de la forma del rostro.

Rostro tipo óvalo: este es el rostro que presenta mayor balance entre los tipos de rostros, tanto de hombres como de mujeres. Muestra líneas redondas y forma una especie de figura tipo óvalo tal como su nombre indica. Los hombres con este tipo de rostro suelen tener la frente y la mandíbula de un tamaño muy similar y por lo general tienen los pómulos bastante pronunciados.

Para este tipo de rostro al momento de elegir el corte, es importante fijarse en su balance, es decir si llevara un corte alto, lo mejor es dejar un poco barba o con un largo mediano para ayudar a proporcionar ambas zonas manteniendo el balance entre la parte superior e inferior del rostro.

Rostro redondo: este rostro tiene una forma circular con un mentón muy corto y mejillas prominentes. Esto hace que sus facciones se vean suavizadas, por lo que en ocasiones parecen más jóvenes de lo que son. También el ancho suele ser casi igual que el largo. 

Para este tipo de rostro lo recomendable en cortes de cabello es alargarlo visualmente con cortes rectos y evitar que se vea aún más redondo el rostro. Cortes largos, con volumen en la parte superior de la cabeza son una muy buena opción. El uso de la barba también les favorece.

Rostro cuadrado: este rostro tiene tanto el maxilar, los pómulos y la frente casi del mismo tamaño, formando líneas rectas entre sus ángulos, especialmente en la zona de la mandíbula. Otro rasgo característico es que el ancho y el largo son casi iguales.

En cuanto al tipo de corte, lo mejor es evitar el volumen hacia los lados y en el centro de la cabeza. Es ideal que opten por hacer la raya en el medio del cabello o hacia un lado, dejando caer un mechón sutil sobre la frente, lo cual hará que visualmente parezca una figura ovalada.

Rostro alargado: las principales características son el tener una frente larga, frente y maxilar con líneas sinuosas y de un ancho similar. En general cumple con las mismas características del rostro ovalado pero mucho más alargado. El mentón es alargado y bastante marcado.

Con el objetivo de equilibrar el rostro, es recomendable utilizar cortes que tengan flequillo o volumen en la frente. Igualmente, la idea es tener un corte con capas que aporte volumen o mechones que caigan desde el centro de la frente hacia los laterales.

Rostro rectangular: el rostro tipo rectangular es una combinación entre un rostro alargado y el rostro cuadrado, ya que su longitud es mayor que la del rostro cuadrado aunque igualmente presenta ángulos rectos que se podrán suavizar con el peinado.

Es recomendable que el volumen del cabello caiga hacia el frente para acortar el rostro y suavizar los ángulos rectos con el cabello más largo hacia los lados, especialmente si el cabello tiene ondas.

Rostro diamante: este rostro tiene una frente más estrecha que sus pómulos, los cuales suelen ser sobresalientes y altos, junto a una barbilla que es estrecha. Tiene ángulos bastante marcados y un mentón puntiagudo y corto.

Los cortes más favorecedores son aquellos que ayudan a ampliar la frente para ayudar a proporcionar su frente estrecha. Lo mejor es dejar el pelo un poco corto en la coronilla, despejado en la frente y llevar el volumen hacia los laterales.

Rostro corazón o triángulo invertido: es un rostro amplio en la frente y muy angosto en la zona del mentón. Una forma para identificar este tipo de rostro es trazar una línea recta imaginaria por debajo de la nariz y mirar la parte inferior, con lo que veremos la forma de un triángulo invertido hacia la parte inferior del rostro. Las mejillas no sobresalen y se van afinando hacia la barbilla.

El corte de cabello deberá suavizar la zona superior y añadir volumen en la zona inferior, que es a su vez la más estrecha. Un peinado con un mechón que caiga sobre la frente o con fleco es una buena opción.

Rostro pera o triángulo: la mandíbula suele ser más amplia que la frente y el maxilar pronunciado. La frente y los pómulos son angostos. El mentón generalmente es corto y con líneas redondeadas.

Es ideal generar peso visual y volumen en la zona de la frente para aportarle balance al rostro, con cortes que tengan volumen en la frente y en la corona. En la parte baja del rostro (hacia la mandíbula) lo mejor es llevar el cabello corto para no ampliar esta zona sumando información hacia el ancho de la mandíbula.

Después de definir tu tipo de rostro podrás elegir con más facilidad el corte y el uso de accesorios que más te favorece, (como por ejemplo gafas). Sin embargo, cada corte dependerá también del gusto personal de cada uno y de los rasgos individuales. Aunque pueden existir figuras en el rostro bastante definidas, cada persona tiene distintas características físicas que pueden hacer variar la elección del corte. Sin embargo, en este artículo hemos presentado los cortes de pelo que pueden dar balance a cada tipo de rostro del hombre basado en el visagismo (técnica utilizada para estudiar las formas y líneas del rostro).

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *