#GOALS2018: Sentirse linda, sentirse plena.

Foto: Delka Photography

¿Cómo se sienten con la llegada de diciembre? Un año más que culmina,  y por el cual debemos dar gracias, pero lo cierto es que también nos acarrea esa sensación de “no hice tal cosa”, “no cumplí tal meta”, etc.

Es normal, somos humanos, y en definitiva existe una presión social que nos impulsa a “cumplir” cierto tipo de estándares con los cuales en lugar de motivarnos, podemos llegar a frustrarnos. Sin embargo, el post de hoy va enfocado 100% a inspirarte, a centrarte en ti y en lo plena que ya eres.

Si me has acompañado algún tiempo, sabes que me gusta dedicar algunos de mis contenidos al tema de las resoluciones, y no para estresarte o poner un sistema de medición de tus logros, sino para compartirte lo que he venido haciendo los últimos años a nivel personal. Así que hoy, de eso se trata, de trazar metas que seamos capaces de cumplir(nos).

Sentirse linda

Existe la creencia que “ser linda” tiene que ver con encajar en determinado estereotipo, y no nos mintamos, realmente quisiéramos lucir de 10, tal como lo vemos en las revistas, cuentas de Instagram y de más, pero hay un mérito que tenemos sin importar las medidas, altura, tono de piel, etc, y es el de la autenticidad, y créeme que eso hace que brilles de lindura.

Escucho historias de mujeres que comparten conmigo (a través de sesiones de asesoramiento de imagen) muchas de sus inseguridades, y la mayoría de ellas buscan lucir diferentes a quienes son. La verdad es que lo primero que explico es que el servicio tiene que ver con descubrir el potencial, y no maquillarlo. A eso, suelo escuchar un “pero quiero verme como X persona”, y una vez más, es tratar de convencerlas de que tienen que ser ellas mismas.

A todas nos cuesta encontrar nuestros puntos positivos, de hecho enumerar aquellas características con las que nos sentimos cómodas (a nivel físico sobre todo), pero existen, y es cuestión de caer en cuenta de cómo somos, cómo nos tratamos y hasta cómo nos percibimos para descubrirlo.

¿Qué sugiero? Mírate con amor, pregúntate a dónde has llegado con todo lo que tienes y eres, incluso el hecho de estar viva, es la muestra más grande de lo merecedora que eres de un piropo, porque sí… eres linda.

Elimina cosas de tu armario que te generen frustración. ¡Sí, sácalo de tu vista!, porque una cosa es tener algún ítem especial que sabes que guardas un buen recuerdo o que puedes llegar a usar en una ocasión real, versus acumular prendas que lo único que te recuerdan es que ya no eres de X talle, ya no tienes X estilo, o simplemente ya no te hace sentir cómoda.

Así te queden 10 prendas, créeme que te sentirás más que bien con el saber que son aquellas que le van bien a tu cuerpo, a tu salud emocional y a tu comodidad. Lo cual no significa que resignes estilo, sino que estés aprendiendo a elegir aquello que te hace bien.

Y si sientes que no puedes hacerlo sola, pide ayuda ya que cuando tenemos que hacer este tipo de decisiones, es normal sentirnos abrumadas.

Sentirse plena

¿Te has detenido un minuto a pensar todo lo que ya has logrado en tu vida? Aprecia lo conseguido, por pequeño que sea. Tienes un techo, un trabajo, un círculo de amigos, familia que te acompaña, y lo más importante, te tienes a ti.

Y no, no quiero sonar a libro de autoayuda, pero qué valioso y clave es sentirse merecedora para sentir plenitud. En cuanto más plena te sientas con quien eres y cómo has atraído lo que tienes, más luz irradiarás, ¿y adivina qué? más satisfecha contigo también.

#GOALS2018

Sí, hago esta mini sección dentro de diciembre porque vale la pena dedicar tiempo a reflexionar lo vivido, también porque estoy en esto con ustedes, luchando, descubriendo, aprendiendo y compartiendo todo lo que la vida va poniendo por delante de mis ojos, y además porque de alguna manera quiero devolver la buena vibra que me transmiten, aquella que me hace sentir plena.

Prometo un par de posts más como estos, donde podamos trazar juntas nuestros “goals 2018”.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *