#HablemosDeBoda: Los recuerdos más lindos y auténticos para el gran día.

Fotopía - Vestido: Florencia Pierro Novias, Gaura e Inés de Ezcurra - Accesorios de autor

¡Y acá estamos en un nuevo post hablando de mi boda! Es increíble que estemos a sólo cuatro meses del gran día, donde todo esto que estamos preparando con gran emoción, se convertirá más adelante en un compilado de hermosos recuerdos, que nos harán revivir el haber compartido con todos nuestros seres queridos.

Ya sé, me dirán… “Annie pero hablas como en pasado, como si ya hubiera sido la fiesta y todo”, pero es precisamente del tema que quiero hablar hoy, y del que muchas novias como yo quizás nos queremos preocupar en detalle, ya que así luego cuando pasen los años (más allá del verdadero vínculo emocional que celebramos), habrá algo que nos hará revivir cada momento de ese día, y son las fotos/video.

Seré muy sincera. Cuando empecé con los preparativos, no quise pensar en la fotografía hasta tener casi todo lo demás listo. Les he contado de la temática elegida, un poco la idea de locación que queremos y por supuesto de la búsqueda del vestido, pero hasta que esos puntos no estuvieran casi cerrados, no quería apresurarme con la elección de fotógrafo, y les voy a decir por qué.

Fotografía ideal para el gran día:

  • Siempre imaginé que las fotos de mi boda tenían que ser naturales, cero poses o eso de estar ubicando a todos los invitados en una mesa, con sonrisa forzada, bla bla bla… ¿Por qué? en mi fiesta de 15 años fue así (a la antigua), y si bien puedo registrar momentos lindos de esa fecha, es como que no hubo nada de pruebas de lo divertida que fue la fiesta en sí, sino un formal registro de invitados. Así que, ese formato estaba descartado.
  • El año pasado cuando mi amiga Jannu se casó, conocí más sobre el uso de fotografía documental en las bodas. Es decir, ir registrando con la cámara (sin poses ni risas forzadas), todos aquellos momentos del festejo, donde ni siquiera estás pendiente de que hay una cámara capturando lo que sucede. ¡Eso me fascinó!

Fotopía

 

Fotopía

 

  • Quería un servicio de fotografía que se encargue de capturar emociones, no poses. Sí, ya lo repetí mucho pero es la verdad.

 

Fotopía

  • Tenía la idea de que así como la fotografía iba en ese formato, el video también y de hecho que hasta se pueda presentar durante la fiesta. ¿Qué?… Así es, ya existe la opción de que una parte del video (que generalmente empiezan a filmar desde que los novios se visten y preparan para ir a la iglesia/fiesta) se presente en medio de la cena del festejo, y así no dejas en ascuas a los invitados o familiares para ver el esperado video de la boda. ¡Esto es un punto a favor de la tecnología! ¡Qué lindo ser millennial e incluir esta opción!
  • Por otro lado, pero al mismo tiempo súper importante, que haya dos cámaras de fotos, y dos de video. ¿Por qué? porque eso hará que haya mil opciones de fotos y tomas para elegir. Imagínate que mientras te filman a ti mientras te vistes y todo, el novio también puede tener su parte, siendo filmado por su cuenta. Así como también el hecho de tener distintos ángulos de un mismo momento, es espectacular, y por supuesto parte del formato documental.

Fotopía

  • Y último y fundamental, que el fotógrafo o la empresa encargada de este servicio sea de confianza y experto en el tema. Cuento con la maravillosa suerte de tener varios amigos fotógrafos, pero el 90% especializados en moda, lo cual en este caso no sería de ayuda. Al principio pensé igual cotizar sus servicios, pero sabía que era un gran riesgo, y no quería poner esa presión de que todo salga perfecto sobre una amistad de años. Pero acá viene otro dato de color, el cual me ayudó muchísimo y se los cuento.

Faltando seis meses para el gran día, me encontré con unas fotos de una marca de vestidos de novia que me encantaron. Era como si mágicamente hubiera visto plasmado lo que estaba buscando para mi boda, y pensé “éste es el tipo de fotos que quiero para mi gran día”, me puse a investigar un poquito en redes sociales y vi el nombre de quien sacaba las fotos. ¡Oh coincidencia! era el esposo de una amiga emprendedora, y sin dudarlo los contacté. Ya para esto había revisado su web y trabajos anteriores, así que para el momento de la reunión por skype, todo fluía porque el estilo de fotografía era el que yo quería.

Fotopía

Desde ese momento me relajé muchísimo. Muchas novias con las que he hablado estos últimos meses, o amigas que se casaron hace un tiempo me advirtieron tanto acerca de este tema, lo difícil de encontrar a alguien de confianza, y que además tenga el estilo que buscabas, así que debo decir que he tenido una gran suerte de haberme encontrado con Tico, de Fotopía, (anoten YA!) porque no sólo me encanta su trabajo, sino que además inspira muchísima confianza, y estoy segura que sabrá captarlo todo tal como lo soñamos para ese día.

Fotopía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.