#HablemosDeBoda: Comprometidos ¿y ahora?

La idea de pensar en los preparativos de una boda me generaba cierta curiosidad, pero nada más. En sí es hasta que  estás comprometido y caes en la realidad de la magnitud del evento hasta que entiendes que esto ni es sencillo, ni tampoco económico…ah y lo mejor, te toma muchísimo tiempo.

Las pondré en contexto. Cuando nos comprometimos con mi novio lo primero que dijimos fue “no haremos fiesta”, de hecho estábamos conscientes que viviendo en Londres sería todo muy complicado, y más sin tener a la familia y amigos de toda la vida cerca, así que habíamos descartado esa opción. Queríamos algo sencillo, ir a firmar y luego reunirnos con un par de amigos acá y nada más. Pero, no.

Una vez compartida la noticia con ambas familias lo primero que se preguntó fue la fecha del acontecimiento. “Wowww! apenas y salgo de la emoción/shock de tener un anillo de compromiso” (pensé para mis adentros) y en función de esa pregunta, luego surgían otras: que si celebrábamos acá, que si queríamos hacer fiesta, en qué país sería (él es argentino y yo ecuatoriana), que si sería por la iglesia, y bueno todo lo que se supone que ya debiéramos saber cuando anuncias un compromiso.

En todo caso, fue unos días después que decidimos realizar un festejo. Teníamos claro que el civil sería en Londres, y luego si hacíamos una fiesta tendría que ser Guayaquil o Buenos Aires. Pues nos fuimos por la segunda opción.

Todo era bello hasta ahí, y de hecho sabía que no quería algo muy grande, ni tan pomposo porque si bien muchas mujeres sueñan con ese día, y hacer un evento infinito, con el paso de los años mi concepto de boda significaba familiar, íntimo y en un lugar muy natural.

En eso estuvimos de acuerdo con mi novio, y ambos sabíamos que deseábamos hacer algo cerca de la naturaleza, con mucho verde de por medio y en lo posible nada tradicional (o al menos es la idea).

Ahora, si hay que destacar algo y es que:

  • Me caso el civil el próximo mes de julio! (ayyyy!!!)
  • La celebración será recién el próximo año en Buenos Aires.
  • No hay posibilidad de viajar a realizar preparativos personalmente.
  • Tengo que confiar en las opciones que propone mi querido internet para organizar el evento, sí… a distancia.

En este post quería aprovechar para dar todos esos “highlights” de la historia, y así puedan luego engancharse con las siguientes publicaciones de esta sección, que promete muchísimo.

Como imaginarán estando a un mes de dar el primer gran “sí, acepto” estoy tomada por los nervios. En todo caso como les mencionaba más arriba, esto apenas es el inicio de nuestra decisión de estar juntos toda la vida, y de celebrar nuestra unión (un poquito, en grande jeje!!).

 

Share on Facebook23Share on Google+0Pin on Pinterest2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *