INFLAMACIÓN ABDOMINAL: ¿QUE ALIMENTOS LA GENERAN?

A menudo luego de consumir determinadas comidas nos sentimos distendidas, lo que muchas veces nos produce mal humor, ya sea por el malestar que conlleva, por los cólicos o gases que genera o porque simplemente la ropa nos queda más justa de lo normal.

Hay ciertos tipos de alimentos que por más que sean saludables y formen parte de nuestra dieta equilibrada, producen este tipo de reacciones en nuestro organismo como también la generan los alimentos ricos en sal, azúcar y grasas saturadas entre otros.

ALIMENTOS RICOS EN FIBRA

Es un componente fundamental de todas las frutas, verduras y hortalizas, existen dos tipos, las llamadas fibras solubles e insolubles. Estas se diferencian según su estructura, lo que hace que tenga incidencia en la digestión haciéndolas más o menos digeribles.

La fibra insoluble que se encuentra en cascaras de frutas y verduras, en los vegetales de hojas y en semillas son las llamadas de difícil digestibilidad, ya que por su estructura permanecen más tiempo en el intestino generando fermentación bacteriana y gases. Es por eso que a la hora de consumir frutas y verduras deberíamos hacerlo sin cascara y sin semillas, elegir las verduras cocidas antes que las crudas y evitar o moderar los vegetales de hojas.

BEBIDAS CON GAS

El gas que contienen algunas gaseosas o sodas producen inflamación o gases. Por eso preferentemente evitarlo y optar por bebidas sin gas.

LACTEOS

Leche, yogurt, quesos y derivados ricos en proteínas y calcio lo que hace que sean indispensables en una dieta equilibrada, pero son uno de los alimentos que más distensión provocan. Las personas intolerantes a la lactosa son los más propensos a sufrir este tipo de malestar. Lo mejor es optar por opciones deslactosadas o vegetales.

CRUCIFERAS

Son las famosas coles de la familia de las verduras. El brócoli, coliflor, repollo y repollitos de Bruselas, tienen gran valor nutricional, aportan vitaminas, minerales y sobre todo un elevado contenido de fibra lo que puede dificultar la digestión. Se recomienda incluirlos en la dieta de forma moderada.

CARBOHIDRATOS REFINADOS

Este tipo de carbohidratos presentes en el pan blanco, productos de repostería o pastelería, pizzas, entre otros puede fomentar el crecimiento de bacterias que pueden aumentar el riesgo de enfermedades inflamatorias intestinales además de provocar otros efectos negativos en nuestro organismo.

SAL

Los alimentos ricos en sodio o el exceso de sal en las comidas provoca retención de líquidos lo que produce hinchazón. Moderar el consumo de sodio diario tiene muchos beneficios para la salud.

ALIMENTOS RICOS EN GRASAS SATURADAS O “MALAS”

Además de aumentar los niveles de colesterol LDL y triglicéridos este tipo de alimentos producen inflamación intestinal por lo dificultoso que son para digerir no así las grasas saludables como la de los pescados y la palta.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.