¿Ir de compras te estresa?

Alce la mano quien no ha salido estresada después de una larga jornada de compras…

No me gustaría reducir este post a hablar de una forma superficial sobre las compras, pero es importante que sepamos reconocer el por qué de esta reacción ante una actividad que bien podría ser relajante y satisfactoria. Anteriormente he escrito posts sobre cómo elegir ítems, cómo combinarlos e incluso tips para aprovechar determinadas tendencias, sin embargo desde hace un par de meses he venido experimentando algunos episodios con clientas que me han demostrado lo difícil que puede ser para algunas enfrentarse al «reto» de encontrar la prenda indicada, en el talle adecuado y al precio justo, sumado a una serie de condiciones que esperan que envuelva el entorno de una salida de compras.

Lo primero a reconocer es ¿qué buscamos cuando salimos de compras? y en esta ocasión no hablaremos de la prenda o la tendencia, sino de las expectativas que tenemos con nosotras (cuerpo/imagen)  y con la tienda que visitamos.

shopping

Respecto a las expectativas o exigencias que nos autodesignamos cuando salimos de compras habrá que analizar sobre los tiempos que dedicamos a la salida de compras, para saber si esto está influyendo en el disfrute, o si por otro lado existe un desconocimiento de lo que queremos vestir, e incluso de nuestra propia silueta y estilo. Estos factores influyen enormemente en que una jornada de compras sea satisfactoria o frustrante ya que uno no puede encontrar algo que no sabe que está buscando. ¿Consejos?

  • Hacer el ejercicio de pararse frente al espejo y reconocernos para estar al tanto de nuestra silueta, talle y sobre todo estilo.
  • Revisa con días de anticipación algunas revistas que te den ideas sobre lo que se está usando sin sentir la presión de que «debes» usar tal o cual tendencia. Es mejor dejarse llevar por el estilo que por la moda. Serás más auténtica y te sentirás cómoda contigo.
  • Siempre, siempre, siempre recomiendo ir de compras sola. En muchos de los casos cuando vamos acompañadas solemos ceder ante los pedidos y consejos de quienes nos acompañan, ignorando por completo lo que nos hace sentir mejor al vestir. Es una cita contigo y deberías disfrutarla.

Por ahora les dejo este post para ir replanteando el tema de las compras, habrá una segunda parte donde hablaremos del entorno de compras y cómo debería ser sin dejar que las expectativas nos frustren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.