La guarida de un artista

Hace un buen tiempo, mi cuarto solía ser el lugar donde dormía, ocasionalmente hacía mi tarea o estudiaba, pero no mucho más que eso. Era normal para mí que fuese un sitio monótono, algo impersonal, hasta el momento en que fui tomando más en serio mis metas e identidad artística. Fue ahí cuando me di cuenta que todos necesitamos un rincón de inspiración en el mundo con nuestra propia impronta.
 Para la mayoría de los jóvenes artistas, no nos es muy viable poder rentar un estudio para internarnos cómodamente y dejar que fluyan las ideas por horas. Pero lo que sí es posible y extremadamente necesario es construir ese altar en nuestros propios hogares; poder crear un espacio estimulante y acogedor.
Recuerdo la vez que limpié y di vuelta mi cuarto de manera colosal; pasé horas sacando dibujos viejos, juguetes olvidados, libros escolares que guardas “por las dudas”, cartitas viejas. Años de mi vida que a pesar de los recuerdos emotivos, la mayoría de esas cosas no daban lugar a aquello nuevo: las nuevas ideas y los nuevos sueños.
abby_bold_vanilla
 Luego de deshacerme de todo ese bulto, me sentí emocionalmente renovada y con más energía que antes.
 Después, seguí con la mejor parte: puse un difusor aromático sobre mi (ahora despejado) escritorio, compré una pizarra para adornarla con un Mood Board, frases cliché, y organizar mis tareas y pedidos. Compré luces navideñas (nunca fallan!), coloqué todos mis materiales a mano, y guardé mis Vogues y libros en orden. En esta etapa del proceso, es esencial hacerlo lo más pretencioso y exagerado que les nazca y deseen; carteles de neón, vinilos adhesivos, cortinas, un Bonsai, etc (Sean lo más ambiciosos y “egoístas” con su espacio, cuanto más satisfechos, mejor les va a resultar la fluidez y cosecha creativa).
abby_bold_vanilla
En mi experiencia, no sólo se volvió mi nuevo y atractivo lugar de trabajo, sino que por primera vez, sentí ganas de pasar más tiempo ahí, en vez de escaparme. Efectivamente, mi “escape” ahora estaba ahí a mi alcance y disfrute.
Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *