LFW: Un escenario emergente y transgresor.

La semana de la moda de Londres inició el pasado 17 de febrero y trajo consigo una vorágine de tendencias, de la mano del diseño emergente, que dejaron al descubierto un lema social que va más allá de la moda: “Empoderar a la mujer”.

Desde el primer día, en el predio oficial del evento,  “The Strand” ,  se podía recorrer la zona de showrooms, donde más de cien marcas de diseño se presentaron. Muchas de estas dirigidas por emergentes nacionales y extranjeros que apuestan por la industria inglesa para promover sus colecciones y generar un posicionamiento en la industria.

Algo curioso mientras se recorría las instalaciones de la galería “The Strand”, ubicada en pleno centro de Londres, es que había un gran despliegue de mensajes “subliminales” que apuntaban hacia el consumo de la moda como una herramienta transgresora desde el poder de la feminidad.  Viendo que la mayoría de colecciones hacían énfasis en las prendas con estructura amplia en la zona de hombros, así como también el uso de chaquetas/kimonos, era sencillo darse cuenta que una inspiración de los 80´se hacía presente.

Además de apreciar las tendencias en colores, texturas, moldes y detalles, estaba la oportunidad de conversar con algunos diseñadores, quienes más allá de indicar “esta colección tiene el estilo…” o “se puede llevar de tal manera”, había un gran interés en dar a conocer su postura frente a la importancia de empoderar a la mujer desde su imagen, algo que por supuesto cautivó el interés de muchos de los asistentes.

“Con esta colección quiero rendir un homenaje a las mujeres porque ellas aportan gran fuerza a este mundo…” fue una de las expresiones del diseñador Wesley Harriott. Y no fue el único en exponer su mensaje a través de su trabajo creativo.

Colección Wesley Harriott

¿Moda transgresora?

Londres se menciona como una de las capitales de la moda con mayor libertad en cuanto a propuesta de diseño. Ha sido tomado en cuenta por la industria como el lugar ideal para lanzarse por primera vez y probar suerte en el mercado, no sólo por su tamaño sino por su diversidad. Cada año cientos de jóvenes se inscriben en las mejores escuelas de moda del mundo como la Central Saint Martins, London College of Fashion o Istituto Marangoni ( el cual es de origen italiano pero con sede en Londres). Además de la gran oleada innovadora y emprendedora que embarga a la capital inglesa.

Presentación Paula Knorr – London Fashion Week

Si hay que arriesgarse es acá, Londres no teme a las críticas sino que las aplaude en materia de moda. Tanto en el consumo como en el estilo cotidiano de vestir, se puede palpar el constante interés por las tendencias osadas y así es como se ha hecho su nombre.

Escenario Brexit

Se sigue especulando sobre el “qué pasará después del Brexit”, y esto también es llevado a la moda. Es innegable que hay incertidumbre y que la organización del evento (bajo el mando del British Fashion Council) ha hecho público su total apoyo a los diseñadores europeos que desean establecer un mercado en la capital inglesa, sin embargo no parece ser suficiente para algunas marcas que en esta temporada prefirieron guardar su inversión para presentarse en París en lugar de Londres. ¿Qué sucederá? Sólo el tiempo lo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.