¿Cómo mejorar tu alimentación? Pautas a seguir.

Cuando hablamos de alimentación y cuidar lo que comemos, no quiere decir hacer dietas súper restrictitivas, o comer solo vegetales .

Cuidar de tus comidas es mejorar tus hábitos alimenticios de forma permanente, empezando por:

  • Ser consciente de lo que estás comiendo y lo que estás dejando de comer, preguntarte si ese plato contiene los nutrientes que necesitas, si ese tipo de alimentación también es la que quieres compartir (hijos, esposo, familia), si esos alimentos son los indicados. Hacer una lista de cuales son tus comidas diarias, y ver en cuál de ellas puedes mejorar.
  • Remplazar y elegir alimentos de calidad, evitando productos super procesados o con gran cantidad de químicos y conservantes.
  • Reforzar los buenos hábitos ya ganados, y usarlos como motivación para poder lograr un mejor estilo de vida.

TOMA NOTA Y MEJORA TU ALIMENTACIÓN.

  • Es importante seas paciente, ya diste el primer paso , que es querer mejorar tu alimentación. Ahora date el tiempo y la oportunidad de ir aprendiendo y disfrutando del proceso poco a poco, los cambios no son radicales, son hábitos que se van mejorando día a día para hacerlos parte de tu vida.
  • Realiza una verdadera selección de alimentos, fíjate que no tengan muchos ingredientes, preferencia que sean frescos, sin procesados. Aunque a veces nos dejamos llevar por lo bonito que se ve un empaque o lo llamativo, esta vez chequea bien su contenido y aporte nutricional.
  • Prepara tus platos al horno, vapor, parrilla, plancha y en algunos casos crudos, así evitas el consumo de frituras.

  • Fija tus horarios de comida, al comienzo tendrás que usar un detonante, como una alarma que te recuerde que es hora de tu siguiente comida, con esto evitas que pasen muchas horas y luego comas con desesperación.
  • Prepara tus porciones de comida, sirve en el plato no más de lo que necesitas.

  • Evita las distracciones mientras estás comiendo, el ambiente, el entorno, pueden influir y  hacer que comas demás.

  • Evita todo ese tipo de jugos azucarados, leches saborizadas, té embotellados, energizantes.
  • La mente es poderosa, así que no te eches la contra a ti mismo si en alguna de tus comidas te das cuenta que solo consumiste calorías vacías. Respira y continua comiendo saludable.
  • Cuando hagas las compras de la semana, llena tu carrito de frutas, verduras, frutos secos, legumbres, proteínas.
  • Toma suficiente agua al día, y cuando hagas ejercicio hidratante antes, durante y después.

¿Qué es lo que NO deberías hacer ?

  • Abrir tu escondite y encontrar todos los dulces o chocolates que te gustan.
  • Comer frente al tv a diario.
  • Utilizar los momentos de vacaciones para comer todo lo que no has comido en un buen tiempo.

  • Tener en la alacena toda una variedad de galletas, caramelos, gaseosas, etc.
  • Desvelarte en la noche, y pensar que un postre es la mejor compañía.
  • Salir del trabajo temprano e irte a tomar una copas frecuentemente.

  • Utilizar la comida como excusa cuando estás desanimado.
  • Repetir el plato de comida, hasta que se acabe lo que habías preparado.

Recuerda que cuando puedes controlar lo que comes, también estas controlando y cuidando tu salud, tu organismo y tu cuerpo.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *