Organizar tu armario! Tarea de fin de año…

En pleno momento de fiestas y reflexión por todo lo logrado durante este año, hay tareas que solemos dejar para aprovechar el envión de energía que vamos teniendo con la previa de un nuevo año. Metas, objetivos y pendientes para las primeras semanas seguro ya los tenemos anotados, pero ¿cuánto de eso cumplimos al pie de la letra?

Pensamos en eso y claro, en una de las tareas más tediosas con la llegada de nuevas prendas, zapatos y accesorios por estrenar gracias a los regalos recibidos o autoimpuestos. El armario refleja no sólo nuestro estilo, sino la manera en cómo resolvemos a diario las cosas más prácticas como el tiempo que invertimos al vestir, la organización y cuidado de nuestra indumentaria y demás. Por ello debería ser un placer abrir las puertas del armario y encontrar soluciones, y no problemas al tener que decidir ¿qué me pongo?

Acá les pasamos tips útiles que serán de ayuda para realizar esta tarea que puede volverse en divertida y una gran aliada para todos los días.

Remeras y musculosas básicas

Remeras y musculosas básicas

 

Las remeras y musculosas podemos guardarlas dobladas en un cajón o repisa. Lo más recomendable es ordenarlas por color para hacer un balance de qué tonos predominan en nuestro armario, pero aparte para tener siempre a primera vista un claro panorama de lo que tenemos para usar a diario. Si tenemos muchas estampadas también elijamos el color que más se note para clasificarlas acorde a eso en la gama de tonos de todas nuestras prendas.

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 12.43.00

 

Se han vuelto prioridad en las últimas temporadas, ahora tener camisas es clave para armar todo tipo de outfit, por eso al organizarlas podemos guiarnos con dos cosas: tipo y color. Si es por tipo podrían ser clasificadas por el material y ocasión en que las usamos, para que no se confundan con las de diario o más deportivas. Si en cambio lo que más tienen es variedad de colores, haríamos lo mismo que con las remeras, y jugamos a la paleta de colores desde los más claros hasta los más oscuros. Eso si, acá es necesario que utilicemos perchas para colgarlas, ya que no queremos que estén arrugadas al momento de vestir.

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 12.47.00

 

Los jeans no pueden faltar y así como algunas son adictas a coleccionarlos, otras los tienen contados según la ocasión. Para ambos casos es preferible tenerlos siempre planchados y doblados en alguna repisa o cajón. Al ser una prenda tan pesada y con la que siempre contamos, no se ve la necesidad de colgarlos en un armario para que ocupen espacio, por eso siempre es mejor dejarlos doblados, a la vista pero ocupando el menor espacio posible.

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 12.50.40

 

Los pantalones de vestir si tendrán su espacio en el armario. El error muchas veces es colgarlos doblados a la mitad con una percha común, cuando se debería conseguir perchas que tienen ganchos especiales para pantalón y así asegurarse que se colgarán sin ningún problema de futuras arrugas o marcas. Si hay variedad de tonos se hace lo mismo que con las otras prendas y se va de claro a oscuro. Algo recomendable es probarse todos los pantalones antes de organizarlos, así nos actualizamos en cuanto a talle y diseño, y no ocupamos espacio en vano con algo que no usaremos más.

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 12.53.19

 

No hay discusión: los vestidos van colgados en perchas. Es la regla para mantenerlos en buen estado y además para tener siempre en cuenta lo que tenemos para vestir en ocasiones especiales, laborales y cotidianas. Salvo los vestidos ligeros de playa que si pueden ir doblados, el resto debe mantenerse impecable y mostrándose en el armario. Acá si es útil separarlos por ocasión más que por color, ya que los de fiesta casi nunca los usamos y pueden ir en los extremos del armario, mientras que los otros pueden quedar más cerca al centro.

 

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 12.55.56

 

 

La falda es otra que debería por excelencia ir colgada en el armario, pero claro tiene sus excepciones. Si se trata de faldas de lycra, algodón o jean, estas pueden ir dobladas y guardadas en un cajón o repisa. Pero cuando se trata de faldas más casuales o largas, es mejor que lleven percha (especiales para faldas) y así tenerlas organizadas por tamaño o color.

 

Captura de pantalla 2013-12-25 a la(s) 13.01.01

 

 

Y no podían faltar los irreverentes y cómodos shorts. Estos se han vuelto un hit en el verano y ahora no hay solo deportivos sino para ir a fiestas y ocasiones laborales. Es mejor si los dejamos doblados en un cajón o repisa. Pero si se trata de un material que pueda arrugarse, tendríamos que hacer lo mismo que con los pantalones y colocarlos en perchas especiales.

Acá terminamos con el conteo de prendas por organizar, luego estaremos publicando otro post con accesorios y zapatos para ayudarlas a ordenarlo todo antes de fin de año!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.