Pelo SOS: Cambio de aire, cambio de look

¿Les ha pasado de sentirse un poco aburridas con su pelo? Me venía sintiendo así un poco con el mío, tenía muchos meses (hasta me olvidé la última vez que me hice un corte) sin ir a la peluquería, o hacerme algún cambio. Por otro lado, no soy de cambios drásticos, pero algo por ahí me animo a probar ya sea en color o corte.

Y aprovechando la estadía por Buenos Aires, visité una vez más Mala Peluquería. La idea era sencilla, hacerme unas iluminaciones, para levantar algo el color de mi castaña melena oscura y recortar las puntas dañadas, más quitar volumen.

Llevo un par de meses pensando que para mi boda en marzo quiero tener el cabello largo, por lo tanto cortarlo ahora me ayudaría con ese objetivo, así crecía sano y parejo con mucho tiempo. Tengo 5 meses para conseguirlo.

Pelo SOS

Así que les cuento un poco más lo que me hice estando por Mala Peluquería. Pedí las iluminaciones en un tono rubio cenizo, sin que eso signifique algo extremo u obvio, sino que parezca lo más natural posible.

Para este procedimiento hay que pasar por algo (un poco doloroso), como lo es el “sacado de mechas” con gorrito. Consejo: vayan con el cabello limpio porque si está muy grasoso o pesado, les puede dolor un poquito más el cuero cabelludo mientras sacan las mechas. Acá no hice foto porque me distraje tanto, que lo olvidé (je).

Después de un buen rato, se pasa a la aplicación del tinte, por acá otra recomendación. Para quienes tienen piel fría, asegúrense de que el tinte sea rubio cenizo (pregunten), y quienes tienen piel cálida, mejor apostar por un rubio dorado que va a tono con su piel. Esta aplicación es breve y de ahí pasan a un período largo de espera hasta que se asiente el color en su pelo.

Logrado esto, se realiza un lavado, en mi caso sumamos un baño de crema para hidratar y así que el pelo quede sanito, y después sí al momento de secado, corte y peinado.

Esta segunda parte me gusta más porque vas dándote cuenta de los resultados. Debo confesar que a diferencia de muchas mujeres, el ir a la peluquería no me relaja así que me aseguré de llevarme un libro y una revista para pasar el tiempo más rápido. Pero bueno, para quienes sí lo disfrutan más, pueden aprovechar y hacerse la manicura o incluso ir con una amiga con la que puedan charlar. Ya que el proceso en sí puede durar tres horas.

¿El resultado?

Muy lindo y sobre todo natural, las iluminaciones según me explicaron se van asentando con los días, hay que sumar el uso de shampoo y acondicionador que ayude a mantener el color y sobre todo proteger el pelo. Por otro lado, en Mala me consintieron con un regalito, así me aseguraba un buen tratamiento para el pelo.

Share on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *