¿Cuál es el vestido ideal para tu cuerpo?

Parece que llegó el verano, las temperaturas subieron rápidamente y tenemos que empezar a sacar y usar nuestros vestidos. Ya lo dije en el pasado, el vestido es una prenda comodín, lo podes combinar con diferentes camperas y accesorios para moldearlo a tu estilo, y siempre va a ser ese outfit fresco y rápido que te termina sacando de un apuro.

Pero ya sabés que para poder elegir la ropa perfecta es necesario conocer cuál es tu silueta. Si no tenés esto en claro, probablemente no elijas el corte adecuado de vestido, haciendo que la prenda elegida quede mal o no te favorezca. Así que, como ya te conté cuáles son los jeans y polleras ideales, hoy te traigo la edición vestido…

-Cuerpo reloj de arena

Esta es la silueta más armoniosa, los hombros y caderas tienen el mismo ancho y además la cintura esta súper marcada. Al ser una silueta tan simétrica, es más fácil encontrar prendas que le sienten bien y, de hecho, las “restricciones” en cuanto a que se puede usar y que no, son inexistentes desde el punto de vista teórico. En este caso se puede optar por un vestido corte sirena, línea “A”, asimétrico, al cuerpo, camisero, etc. Si tenés esta silueta ¡aprovecha y probate todo!

-Cuerpo rectángulo

La silueta rectangular es, como lo sugiere su nombre, tiene los hombros, cintura y caderas alineados a la misma altura. Lo que hay que lograr es crear la ilusión de una cintura más marcada, ya sea usando vestidos con faldas más acampanadas, con más volumen en la parte superior, escotes en V, volados, cinturones o drapeados en la zona de la cintura.

-Cuerpo triángulo

Esta última silueta es muy glamorosa y sexy, tambien se la llama silueta pera y recibe este nombre porque las caderas son la zona más ancha del cuerpo, tiene una cintura muy marcada y los hombros son más estrechos. Lo que normalmente se trata de hacer en este caso es sumar volumen en la parte superior para crear un balance visual. Se puede optar por vestidos pegados al cuerpo con escote bote, con volados en la parte superior, o si no se quiere marcar las caderas se puede elegir un vestido línea “A” o recto. La clave es siempre buscar una prenda con interés y detalles en la parte superior, para ampliar la zona.

Por un lado hay que recordar que la silueta no tiene nada que ver con el peso, muchas lo confunden y son cosas muy diferentes. Por otro, y como digo siempre, esto es una guía para ayudar a las que quieran, pero cada una puede usar lo que la haga sentir bien, segura y le guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.