¿Vestidos para invierno? Ideas para llevarlos.

Cuando me mudé a un país con cuatro estaciones aprendí una lección muy importante. Los vestidos los puedes llevar cuando quieras, sin importar el clima. Y para llegar a esa conclusión tuve que también aprender a elegirlos, combinarlos y al mismo tiempo sentirme cómoda con mis elecciones.

Ahora luego de muchos años de práctica siento que he podido masterizar el arte de llevar vestidos en Otoño/Invierno gracias a algunas pautas claves, que aprovechando este post, te quiero compartir.

El material importa en invierno.

Esto significa que aunque desees llevar un vestido suave de algodón, éste tiene que ser un poco más grueso de lo habitual, porque tiene que funcionar como abrigo.

Y en caso de que no sea suficiente, complementarlo con un maxi suéter abierto para poder lucirlo sin problemas. Claro tendrás otras opciones como tejidos, lana, cuero, corderoy, pero para ser honesta me encanta aprovechar el algodón incluso en invierno porque le da otra caída a la prenda.

Los colores los impones tú.

Olvídate de las reglas como que en el frío «tienes» que vestir de gris o negro, o que sólo valen los tonos oscuros para estar a tono con el invierno. Nada más lejos de la realidad. Y es que en capitales de la moda, las mujeres apuestan incluso más por los tonos pasteles y saturados como rojo o azul eléctrico que por el color negro en sí.

Alíate con tus marcas favoritas.

Cada vez que visito Argentina tengo que ir a mis tiendas de siempre. Una de ellas es Hamartía porque más allá de que tiene la más amplia variedad de suéteres en todos los colores que puedas imaginar (y ni hablar de moldes), también sé que es el lugar para encontrar vestidos con mucha estampa, en cortes que me favorecen, y sobre todo que duran una eternidad.

Conozco esta marca desde el 2013 y he tenido básicos de ahí desde que recuerdo, incluso cuando he tenido mudanzas de por medio a otros países, Hamartía siempre me acompañó. Y en materia de vestidos nunca me falla.

El largo del vestido ¿qué es mejor?

Lo que te haga sentir linda y cómoda. Sí, deja de lado la idea de que solo serán vestidos largos para el frío y anímate a llevar vestidos cortos con botines o con medias y borcegos. Es de mis combinaciones favoritas de hecho y por eso acá te muestro cómo queda, para que veas que incluso con viento de por medio, llevar vestidos cortos es una opción.

Tu molde, tu silueta.

Conoce tu cuerpo, sus proporciones, tienes que saber con qué movimientos te sientes cómoda y así elegir una opción que te haga sentir libre. Para invierno no importa si eliges algo ajustado u holgado, lo que vale es cómo lo lleves. Y en mi caso lo holgado siempre manda.

¿Y ahora? ¿Le darías oportunidad a los vestidos en el frío?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.