ELLOS: ¿Cómo vestir en una entrevista de trabajo?

Existen algunas normas básicas para vestir bien en una entrevista de trabajo que ayudarán a respaldar tus argumentos, tus conocimientos, tu experiencia y las situaciones que se antepongan durante el proceso de ser entrevistado.

Como norma general, es importante mantener un atuendo neutro y discreto, que no refleje demasiado lujo u ostentosidad y que tampoco sea muy informal, porque ambos extremos podrían jugar en tu contra desvirtuando el mensaje que realmente quieres comunicar y tu objetivo de ser contratado por la empresa.

Recomendaciones generales:

  • Hoy en día, la mayoría de empresas cuentan con un código de vestuario que resulta muy útil conocer antes de acudir a una entrevista. Incluso si la manera de vestir en la empresa es informal, ese será su código de vestuario y, en este caso, ir con un atuendo muy formal podría generar la impresión de estar sobrevalorado para el cargo o de no encajar con las expectativas y la cultura empresarial.

En el caso de vestir poco formal para una entrevista en una empresa más tradicional, podría denotar poco compromiso y seriedad. Mi recomendación aquí es que indagues más sobre la empresa: busca fotos en internet y fíjate en sus trabajadores, como están vestidos y que mensajes te comunican. Fíjate en los colores del logo y de la compañía: es una buena forma de elegir la ropa que podrías utilizar.

  • Es muy importante que acudas a la entrevista con el aseo básico, como la barba bien cuidada o afeitada, las uñas limpias y cortas, el cabello limpio y peinado, la ropa limpia, sin manchas, sin rotos y que no esté vieja y utiliza un perfume con un aroma suave para oler bien y darle el toque final a tu atuendo.
  • La discreción es fundamental, tanto en la ropa como en los accesorios. Evita un exceso de color (máximo 3 tonalidades diferentes). Igualmente, si llevas joyas utiliza máximo tres, entre los cuales pueden estar un anillo (p. ej.: el anillo de la alianza de boda, un anillo de graduación, etc.), un reloj y unos gemelos para la camisa.

Recomendaciones para un look formal

  • Para un look formal utiliza sí o sí un traje. Es muy importante que tengas en cuenta el color: usa tonos oscuros, como el negro, el gris oscuro y el azul oscuro (navy).
  • El traje ideal debe ser entallado, es decir, a tu medida (ni muy grande ni muy ajustado), lo suficientemente suelto para que te puedas mover cómodamente y con el largo apropiado en las mangas de la chaqueta y en la bota del pantalón.
  • La manga de la chaqueta de pie y con los brazos a los costados debe llegar justo debajo del hueso de la muñeca.
  • La corbata es otro elemento al que debes prestar mucha atención. Para un aspecto más profesional y elegante, utiliza una corbata con el ancho apropiado: evita las que son muy estrechas y lleva una que tenga el mínimo de patrones posible (máximo dos colores). El nudo debe estar bien hecho, no queda bien llevar un nudo a medio hacer porque además se notará y reflejará una imagen desarreglada.
  • La camisa que más favorece el uso de traje es la tradicional camisa de color blanco por las combinaciones que permite hacer entre los colores. Sin embargo, en azul claro también se ve muy bien. Elige camisas lisas, sin patrones, que estén bien planchadas y entalladas. Las de puño doble con gemelos son más elegantes que las de abotonadura, pero la elección depende de tu gusto y la imagen que quieras proyectar.
  • El calzado debe estar limpio, brillante y ser negro o marrón oscuro.

Para conocer consejos adicionales sobre cómo vestir bien un traje para el trabajo, haz clic en el siguiente enlace: Consejos básicos para vestir un traje para el trabajo.

Aspectos a evitar:

  • Evita los trajes de colores claros. Para una entrevista de trabajo no son recomendables, incluso si estás en una ciudad donde hace calor o es verano.
  • Patrones como rayas, cuadros o puntos en el traje, camisa o corbatas, que sean muy vistosos y marcados. Tampoco utilices trajes brillantes.
  • Evita la corbata de color negro, esta se utiliza solamente para funerales, galas o festejos.
  • Trajes muy cortos en la bota del pantalón que muestren tus tobillos al caminar. Esto no queda bien ni luce elegante en un traje. Adicionalmente, utiliza medias del mismo color del pantalón o con diseños discretos.

Recomendaciones para un look informal

  • Utiliza un blazer o americana con un toque casual, es decir, que no sea de una tela muy rígida y que no sea una chaqueta que forme parte de un traje formal.
  • Lleva los brazos cubiertos incluso si hace calor.
  • Igual que para los looks formales, intenta llevar colores sobrios, sin brillos y realiza como máximo una combinación de tres colores (utilizando especialmente tonos neutros).
  • Para una entrevista es mejor utilizar siempre una camisa, que debe ser ajustada y llevarse dentro del pantalón, además de estar limpia y bien planchada. Recuerda que en un look casual no hay que llevar corbata.
  • Mantén la proporción de las mangas entre la camisa y la americana. Al igual que ocurre con el traje, la camisa debe quedar por lo menos 1 cm más largo que la manga de la chaqueta.
  • Los mejores pantalones para usar con un look informal para una entrevista de trabajo son los pantalones de drill, el algodón o gabardina y el lino.

Aspectos a evitar:

  • Lo primero que debes tener en cuenta es que, por más creativo o informal que sea el sector al que te has postulado para trabajar, la discreción en la ropa es muy importante en esa primera impresión que darás.

Con tu actitud puedes demostrar sociabilidad, dinamismo, etc, pero el look debe hacerte ver como alguien confiable, serio y discreto (de manera moderada). Por tanto, evita los colores estridentes y estampados llamativos, ya que durante una entrevista puede ser desfavorecedor y causar las impresiones equivocadas.

  • Evita las camisetas o prendas con logos.
  • Las chaquetas tipo cazadoras, chándal, bombers, chaquetas de algodón tipo canguro, chaquetas globo, estilo safari, de cuero o las chaquetas de jean.
  • Evita los jeans, los pantalones muy ceñidos o muy anchos, o los que son demasiado cortos.
  • Los zapatos sin brillo por el desgaste o sucios, tenis de vestir o calzado deportivo.

Si te ha gustado este artículo, coméntanos lo que más ha llamado tu atención y compártelo para ayudar a otros hombres a alcanzar sus objetivos en el ámbito laboral.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.