VITAMINA C, BENEFICIOS PARA TU SALUD

vitamina c

La vitamina C o ácido ascórbico es uno de los tantos micronutrientes fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Se los llama así ya que las cantidades diarias requeridas suelen ser mínimas y se los considera esenciales ya que no pueden ser sintetizadas por nuestro organismo y necesitan ser incorporadas a través de los alimentos.

Las funciones de la vitamina C

Sus funciones son varias, entre ellas es uno de los llamados antioxidantes, es vital para el crecimiento y reparación de las células, colabora con la absorción del hierro no hemínico (el de origen vegetal) muy importante en dietas vegetarianas,  favorece la producción de colágeno, colabora con el buen mantenimiento del sistema inmunitario, entre otras cosas.

Generalmente se le atribuye a esta vitamina el poder curativo de los resfríos, pero después de años de investigación se llegó a la conclusión de que esta vitamina no puede impedir que nos resfriemos pero si logra mantener nuestro sistema de defensa en buen estado y así enfrentaremos mejor las enfermedades respiratorias con síntomas moderados o leves y en periodos mucho más cortos.

Alimentos ricos en vitamina C

Cuando hablamos de alimentos ricos en vitamina C la naranja suele ser lo que más escuchamos recomendar pero no es el único alimento, de hecho la naturaleza ofrece mucha más variedad que en las mismas cantidades nos aportan más de esta vitamina, a continuación una lista de alimentos para tener en cuenta:

MORRON ROJO

PEREJIL

REPOLLITOS DE BRUSELAS

COLIFLOR

BROCOLI

KIWI

HINOJO

FRUTILLAS

KALE

ANANA

Hay que tener en cuenta que las técnicas de cocción en algunos alimentos suelen ser importantes ya que al ser una vitamina hidrosoluble se recomienda cocer las verduras preferentemente al vapor o en trozos grandes. Además la vitamina C presente en los alimentos se destruye con el calor y se oxida con el aire por lo cual, es importante consumir alimentos crudos y recién pelados o cortados.

Si bien existen suplementos que contienen esta vitamina siempre lo recomendable es incorporarlos a través de la alimentación, la naturaleza es sabia y nos da alimentos ricos en vitamina C tanto en otoño como en invierno que es donde más tenemos que aprovechar a consumirlos. Una alimentación equilibrada, que incluya entre estos y otros alimentos hará que se cubra la dosis diaria requerida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.