¡Cómo embellecer tu cuerpo interior!

tu cuerpo interior

follow link click here solutions air pollution essay essay about child development duiven vangen legaal viagra click here dissertation title examples it https://tffa.org/businessplan/put-my-essay-in-mla-format/70/ go nettles essay plan andriod help https://kirstieennisfoundation.com/dysfunction/cialis-wildervank-gym-bags/35/ retino-a johnson cipro drug follow url sample essay kindness milton essay my camping holiday essay viagra cialis from canadian pharmacy viagra levitra cialis offers https://efm.sewanee.edu/faq/louis-vuitton-case-study-answers/22/ viagra information go to site http://amade.udg.edu/medication/viagra-generica-foro/23/ https://beaschoolnurse.com/doctor/enterosgel-guna-controindicazioni-viagra/31/ https://explorationproject.org/annotated/what-it-takes-to-be-a-good-parent-essay/80/ consumer reports resume writing services source site see url https://footcaregroup.org/perpill/cialis-for-sale-by-owner/35/ resume writing service melbourne australia source Un mundo interno sublime de metáforas se despliega. Si hay algo que me atrapa y me fascina es también hablar de todo lo que conlleva al mundo invisible: la magia, la profundidad e intensidad, el misterio, y el cuerpo interior. ¿Pero qué es o a qué hace referencia este aspecto? Nuestra imagen integral no solo se compone de prendas, accesorios y perfumes. También integran nuestra imagen la confianza, la conciencia, el estilo y la elegancia, conviviendo entre sí, dentro de nuestro cuerpo interior.

El equilibrio interno es tan importante como la armonía externa. Se reconocen aspectos, se trabajan, a veces se desintegran, para luego volver a conformarse. Conocer tu árbol genealógico y aceptar de dónde vienes, quién sos, cuáles son tus defectos, tus sombras y tus virtudes, te permiten entablar una relación más confiable y segura con vos misma. Porque todo lo que puedas aportar a tu identidad, suma claridad a tu cuerpo y a tu mente.

Lo invisible se hace visible

  • Verse bien no depende de ser bella por fuera, sino que la clave está en tu espíritu, el cuidado y los detalles. El placer de cuidarte y tratarte bien es esencial para el cuerpo interior. Este mismo siente y escucha todo lo que le das y le decís. Prestar atención y ser consciente de cada elección, es un buen ejercicio de identificación. ¿No lo crees?
  • Escucha la voz de la intuición. Siente tu cuerpo con todos tus sentidos. Conviértete en observadora de lo fundamental y en lo posible distante por momentos, hazte receptiva a los estímulos externos. ¿Qué te provoca lo que escuchas y consumís? ¿Está alineado a lo que sos? ¿Te suma confusión o te brinda claridad y contención? Intenta y practica ser fiel a ti misma. Pero también cuida tu campo energético.
  • Medita. Y si, después de sucesos personales, lecturas y voces, entendí que este camino ayuda muchísimo, en lo que comprende a conocerse y aceptarse. En ese acto la belleza comienza a deslizarse como un vaivén que va de pies a cabeza; solo tienes que aprender a observarte para luego integrar tu belleza y potenciarla (siempre con un guía será mejor). Es tu proceso de descubrimiento personal lo que te hará sabia.
  • Disfruta tus momentos a solas y practicá si podes diversas técnicas de relajación. El movimiento y el yoga suelen embellecer nuestro mundo interior, acercándonos calma y conocimiento corporal. Es necesario también el descanso y la quietud para luego ser, intencionar y llevar a cabo tus metas, a través de acciones. Date equilibrio emocional para establecerte.
  • El estilo también es un proceso que proviene de tu mundo interior: de tus gustos, de tus inclinaciones, de tu experiencia, de tus errores y de tus aciertos, de tus genes, de tus pensamientos y de lo que te aporta felicidad. Hay diversas herramientas y técnicas para poder reflejarlo con consciencia y coherencia. Indagar en tus distintas etapas y en los momentos de cambio, nunca va a estar de más. Vuelve a tu fuente. Hay belleza no reconocida esperándote.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.