¡Cómo embellecer tu cuerpo interior!

tu cuerpo interior

Un mundo interno sublime de metáforas se despliega. Si hay algo que me atrapa y me fascina es también hablar de todo lo que conlleva al mundo invisible: la magia, la profundidad e intensidad, el misterio, y el cuerpo interior. ¿Pero qué es o a qué hace referencia este aspecto? Nuestra imagen integral no solo se compone de prendas, accesorios y perfumes. También integran nuestra imagen la confianza, la conciencia, el estilo y la elegancia, conviviendo entre sí, dentro de nuestro cuerpo interior.

El equilibrio interno es tan importante como la armonía externa. Se reconocen aspectos, se trabajan, a veces se desintegran, para luego volver a conformarse. Conocer tu árbol genealógico y aceptar de dónde vienes, quién sos, cuáles son tus defectos, tus sombras y tus virtudes, te permiten entablar una relación más confiable y segura con vos misma. Porque todo lo que puedas aportar a tu identidad, suma claridad a tu cuerpo y a tu mente.

Lo invisible se hace visible

  • Verse bien no depende de ser bella por fuera, sino que la clave está en tu espíritu, el cuidado y los detalles. El placer de cuidarte y tratarte bien es esencial para el cuerpo interior. Este mismo siente y escucha todo lo que le das y le decís. Prestar atención y ser consciente de cada elección, es un buen ejercicio de identificación. ¿No lo crees?
  • Escucha la voz de la intuición. Siente tu cuerpo con todos tus sentidos. Conviértete en observadora de lo fundamental y en lo posible distante por momentos, hazte receptiva a los estímulos externos. ¿Qué te provoca lo que escuchas y consumís? ¿Está alineado a lo que sos? ¿Te suma confusión o te brinda claridad y contención? Intenta y practica ser fiel a ti misma. Pero también cuida tu campo energético.
  • Medita. Y si, después de sucesos personales, lecturas y voces, entendí que este camino ayuda muchísimo, en lo que comprende a conocerse y aceptarse. En ese acto la belleza comienza a deslizarse como un vaivén que va de pies a cabeza; solo tienes que aprender a observarte para luego integrar tu belleza y potenciarla (siempre con un guía será mejor). Es tu proceso de descubrimiento personal lo que te hará sabia.
  • Disfruta tus momentos a solas y practicá si podes diversas técnicas de relajación. El movimiento y el yoga suelen embellecer nuestro mundo interior, acercándonos calma y conocimiento corporal. Es necesario también el descanso y la quietud para luego ser, intencionar y llevar a cabo tus metas, a través de acciones. Date equilibrio emocional para establecerte.
  • El estilo también es un proceso que proviene de tu mundo interior: de tus gustos, de tus inclinaciones, de tu experiencia, de tus errores y de tus aciertos, de tus genes, de tus pensamientos y de lo que te aporta felicidad. Hay diversas herramientas y técnicas para poder reflejarlo con consciencia y coherencia. Indagar en tus distintas etapas y en los momentos de cambio, nunca va a estar de más. Vuelve a tu fuente. Hay belleza no reconocida esperándote.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.