Consejos para renovar tu imagen en el 2020.

Si te has puesto como meta renovarte a nivel imagen, este post seguro que podrá ser de mucha ayuda. Y te preguntarás, cómo haré para que algo en verdad genere un cambio versus lo que otros años hiciste. La respuesta la iremos encontrando a lo largo de este artículo así que apúntalo todo.

El año pasado gracias al Reto de Estilo Personal, donde se anotaron mujeres con ganas de innovar en su armario e imagen, nos encontramos con algunos ejercicios que considero, te pueden impulsar a mentalizarte a que los cambios sí o sí vienen de adentro hacia afuera, y que en tanto estés decidida, realmente puedes generar nuevos hábitos para con tu cuerpo, así como con tu forma de interpretar la moda.

  1. Verte amablemente. Si fuera tan fácil, sé que no estarías leyendo este post, pero créeme que es el inicio de todo. Comprender el por qué tu cuerpo se ve como se ve, el por qué hay puntos con los cuales te sientes cómoda y con otros con los que sientes complejo, es la clave para hablarte con más empatía. Ejemplo: ¿una cicatriz? ¿un volumen de más en una zona que no aprecias tanto? son apenas algunos casos que se pueden dar cuando te ves frente al espejo, y que se resuelven si les das entidad, es decir si entiendes el por qué de ello y el cómo forman parte de tu propia historia, lo cual hará que dejes de verlo como un defecto y lo asimiles como parte de ti, de lo que te hace única.
  2. Saca todo lo EXTRA del armario. Basta de guardar «por si acaso» tantas cosas. No sé si es por la cantidad de veces que me he mudado de casa/país, pero crear desapego por lo material que hay en tu armario, te hará sentir más liviana, menos comprometida a ideas pasadas sobre tu imagen, y con mayor confianza en probar algo nuevo al momento de comprar.
  3. Tu piel, tu cabello también hablan. ¿Hace cuánto no te haces un tratamiento? ¿hace cuánto no te dedicas a peinarte delicadamente? ¿qué tan satisfecha estás con tu corte o peinado? tu rostro es lo primero que ves cuando estás frente al espejo, pues asegúrate de encantarte a ti misma, no te dejes de lado.
  4. Incluye colores a tu día a día. Basta de confundir practicidad con aburrimiento. Que si siempre vistes de negro o blanco porque no quieres pensar, que es más fácil «verte delgada de negro», son solo excusas para evitarte la incomodidad de pensar en algo diferente. Incluso, apuesto a que temes llamar la atención en la calle, y por eso evitas el color… ¿por qué hacerte eso si el color transmite emociones? Ve por esos tonos de tendencia, esos que te hacen conectar con la felicidad, y hasta los que sientes que te hacen sentir más sexy.
  5. Menos marcas, más estilo. Si habías estado guiándote por la marca que te recomienda X influencer o blog, pues déjame decirte que no es lo más sano. Lo importante acá es que confíes en lo que sabes que te calza mejor, tanto a nivel silueta como a nivel bolsillo así que ponle freno a las compras de tendencia por pura novedad y dale más importancia a lo que va contigo.

Conectar con tu estilo personal es un ejercicio diario, que te irá desafiando conforme se vayan dando cambios en tu vida, así que nunca te rindas en esta faena. Verás cómo con el tiempo dejarán de ser puras reglas y pasarás al disfrute real de tu silueta, tu estilo y tu armario.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.