¿El estilo personal se crea o es innato?

Podríamos filosofar sobre el estilo personal varias horas, pero lo cierto es que según mi experiencia todas nacemos con estilos predeterminados, y luego se van mutando según agentes externos, es decir circunstancias que nos hacen cambiar de parecer y volvemos a empezar respecto a esa «búsqueda» pero de que tienes algo innato a la hora de vestir, si que lo tienes.

En sesiones de asesoramiento de imagen la frase más escuchada es «no tengo estilo» y yo refuto que si que lo tienen solo que no han sabido identificarlo o ponerle nombre. De ahí que en muchas ocasiones al finalizar una primera sesión en un proceso, se asombran de ver cómo indagando en algunos aspectos cotidianos, las respuestas se dan por sí solas.

Eso quiere decir que desde mi rol como asesora de imagen JAMÁS me atrevería a imponer un estilo ni fabricar looks según tendencias, porque siempre siempre siempre vestirse tiene que ir desde lo emocional para luego conectar con lo funcional y la tendencia en caso de que se desee incluirla.

¿Necesito realmente conectar con un estilo? ¿y si me etiqueto y no me gusta?

Al ser algo propio, seguro que te gustará, se te dará de manera natural y no sentirás en ningún momento que estás creando un personaje, al contrario. Empezarás a combinar y comprar con más seguridad y ahorrando tiempo incluso porque sabrás exactamente qué necesitas llevar puesto.

Lo cierto es que llegar a estas conclusiones no suele ser de la noche a la mañana ni algo que a todo el mundo se le da, precisamente porque nos han inculcado una serie de patrones al vestir y comprar, que vendan nuestra propia voz para elegir lo que en verdad nos haría sentir mejor. ¿Y cómo ir trabajando ese vínculo con el estilo en un primer momento?

Liberando los prejuicios sobre lo que te gusta. Sea el cuero, el encaje, los colores neutros o estridentes, lo que te gusta habla de tu personalidad y la manera en que interpretas la moda, así sea que no la sigas de cerca con desfiles o revistas.

Así que la próxima vez que ronde por tu cabeza esa idea negativa de que no tienes estilo, detente y piensa ¿cómo puedo empezar a conectar de forma auténtica? te asombrará ver cómo tu armario está lleno de señales para bien o para mal de que tu estilo es propio y que hay un trabajo que hacer, sea para replantear lo que estás comprando en piloto automático, o para reconocer que puedes ser muy creativa con lo que ya tienes en casa.

¿Te gustaría indagar en un proceso propio para saber cuáles son tus estilos? Te invito a conocer más sobre los servicios en los que puedo acompañarte y así juntas descubrir tu nueva ruta de estilo.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.