El peso de sobre analizar las cosas

sobre analizar

Si destinas mucho tiempo a sobre analizar las situaciones, si tomar una decisión te lleva horas, días incluso meses puede que estés generando un sobrepeso mental y emocional que no te permitirá encontrar soluciones y te estancará en el miedo y la duda. Pensar y analizar es la solución para la mayoría de las dificultades que nos encontramos en nuestra vida. Pero pensar en exceso y sostener un pensamiento “rumiante” puede generarte un bloqueo que no te permita avanzar.

¿Quién no se ha encontrado alguna vez dando vueltas a un problema sin encontrar la solución y sin poder dejar de pensar en ello?

Durante el día, imaginamos, comprendemos, reflexionamos, creamos, calculamos… En definitiva, vivimos pensando. Pero no todos los pensamientos son válidos ni útiles, de hecho a veces pensar demasiado nos provoca un empacho de mental. Esta clase de pensamiento se caracteriza por elaborar cadenas larguísimas de ideas negativas, repetitivas, auto focalizadas y cíclicas. 

La calidad de tus pensamientos determina tu día a día. Dependiendo de las ideas conscientes e inconscientes que se crucen por tu mente, así serán tus resultados.

sobre analizar

Los pensamientos chatarra

Los pensamientos chatarra son aquellos cuya repetición te agotan porque no aportan ningún tipo de beneficio. Son razonamientos vacíos e incluso tóxicos. Pensamientos superfluos e innecesarios, por lo que en vez de proporcionarte mayor autoconocimiento, te desgastan energéticamente y demoran la toma de decisiones. Te impiden ser creativa, comprensiva o aprender nuevas habilidades. Te bloquean y paralizan. También provocan stress, insomnio, malestares físicos, acné, y problemas digestivos, alimenticios, baja autoestima, entre otros.

LAS CAUSAS

Existen muchos tipos de pensamientos tóxicos, algunos de ellos son:

  • La crítica: cuando reprochas, juzgas o condenas a otra persona, en realidad te estamos vetando a vos misma.
  • La lástima: La victimización es una de las trabas que pone tu mente para que no puedas progresar. El cambio pasa por salir de esa pena autosentida y no enfrascarte en pensamientos nefastos, negativos, frustrantes o impotentes.
  • Las suposiciones: la única labor que tienen las suposiciones es la de desgastarte.
  • Los condicionales: “si hubiera hecho esto, ahora…”, “quizás debería haber ido…”. Si en su momento no lo hiciste, no te atormentes. Lo hecho, hecho está. Ahora solo puedes aprender de ello.

POSIBLES SOLUCIONES:

  • Descansa tu mente: la meditación y el silencio son muy buenos ejercicios para atraer ideas positivas y mantenerte en el presente.
  • Otras prácticas artísticas como la pintura, pueden ayudar a liberar tensión. La lectura, el cine o acudir a talleres y seminarios también pueden ayudar.
  • Elimina toxinas sociales: identifica las relaciones sociales que pueden estar perjudicándote. Busca un entorno enriquecedor que te transmita fuerza, energía y positividad.

Es importante tener claro que no se trata de pensar menos, sino de pensar mejor, lograr que tus pensamientos dejen de ser obsesivos para ser productivos.

“Algo así se consigue siendo más proactiva e identificando ese tipo de procesos mentales que no te llevan a ningún lado y que alimentan tu malestar”.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0