K BEAUTY: NO ES COSA DE MUÑECAS

muñecas

Desde pequeñas, habrás oído hablar de las muñecas de porcelana, de esas con su rostro bien blanco pálido, sus mejillas sonrojadas y sus labios rosados. Sabes de qué te hablo, ¿verdad? Y habrás oído a tu madre o abuela suplicarte para que te cuides la piel, y así poder tenerla como aquellas muñecas… pero tu piel es morena, o no tan clara, o muy rosada y hasta oleosa, y con imperfecciones, claro. Entonces, piensas que para ti resultaría una misión imposible lograr ese efecto.

Pues déjame decirte, que no es cosa de muñecas tener una piel de porcelana, porque traducido al hoy se refiere simplemente a tener una piel saludable y luminosa naturalmente, sin necesidad de tapar nuestras imperfecciones con kilos de maquillaje. Y lo mejor de todo, es que este resultado puedes lograrlo tú misma, con una técnica milenaria que viene de oriente, empleando los correctos productos correctos para tu tipo de piel, sea cual sea, hay para todas. Si si, tal como lo lees, ¡tú misma puedes lograrlo! Simplemente debes seguir los mismos pasos que las mujeres coreanas, realizan a diario, para cuidar su piel. ¿Y de qué se trata todo esto?  Pues, te lo cuento…

BELLEZA COREANA

Se han desarrollado varias líneas, muy completas, de productos de belleza coreana en base a cuatro conceptos básicos: Alta Calidad – Fórmulas Eficaces – Diseños Exclusivos y la mejor de todas, un Precio Accesible.

Todos ellos, adaptados a cada tipo de piel de manera que todas podamos lograr un resultado exitoso … pero, ¿cuál es el gran secreto? La respuesta es sencilla, ¡crear hábitos! Comenzando por la limpieza en dos fases, y luego continuar con los cuidados básicos de hidratación – humectación o nutrición que cada rostro requiera, diagnosticando primero tu tipo de piel.

Las dos fases de limpieza, se refieren a lo que te comentaba en la nota anterior, donde combinarás un producto con textura oleosa – aún teniendo piel grasa – para eliminar de manera suave los residuos que acumulamos durante el día – ya que consiguen penetrar mejor en el poro y eliminar la suciedad que se suele almacenar. Y luego para el segundo paso, emplear un producto de textura acuosa, como son el agua micelar, un gel o una mousse suave, y de esta forma asegurarnos de retirar todas las impurezas acumuladas durante el día.

#tip: no olvides disfrutar de este momento para ti, mimando tu rostro con suaves masajes, extendiéndolos hacia el cuello y escote.

Dany Arrúa | PURA CLASE IMAGEN

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.