La verdad sobre los correctores de color

correctores de color

Sino los has visto antes (en tutoriales de Youtube o Instagram) los correctores de color forman parte de maquillaje que disimula imperfecciones. Solo que, en vez de venir en tonos naturales como la piel, vienen en colores muy particulares: verde, amarillos, celeste, rosados, morados y naranjas. Colores que nuestro sentido común nos gritaría “eso se verá raro sobre la piel”, pero déjame contarte la verdad sobre los correctores de color: funcionan y de maravilla. 

En realidad, este tipo de correctores son pre-correctores, pues se utilizan en la piel antes del maquillaje natural (los de toda la vida). ¿Y por qué funcionan? Por la teoría del color y contrastes. Al usar colores contratantes se neutraliza el tono de la imperfección en la piel y con la base/corrector natural encima disimula muy bien. Eso sí, si lo vas a intentar tienes que saber que color utilizar para cada ocasión. Aquí te dejo una mini guía para que aproveches al 100 este tipo de correctores.

correctores de color 1

(Extra tip: Procura que las capas de corrector sean muy ligeras para que no se vea sobrecargado y tu piel no pierda su naturalidad. Además, recuerda siempre mantener tu piel hidratada y protegida con bloqueador solar.)

Corrector verde

Va de maravilla con las rojeces de la piel, entre ellas acné o granitos inflamados, cicatrices o capilares que enrojecen, incluso puede servir para la rosácea (sin abusar por fa).

Corrector amarillo

Ayuda a disimular todas las imperfecciones de tonalidades moradas, por ejemplo: ojeras oscuras, algunos capilares rotos o venas y hematomas.

Corrector azul o celeste

El azul o celeste puede neutralizar tonos naranjas y amarillentos, así que este corrector es ideal para las pieles con manchas o coloración en esos tonos.

Corrector lila o rosa

Funcionan realmente para todas las imperfecciones de tonalidades verdosas como venas o hematomas en procesos de curación.

Corrector morado

Mejora la expresión de pieles amarillentas u opacas por cansancio o falta de luminosidad.

Corrector natural

Son los comunes, los que ya conocemos y seguro tenemos alguno guardado por ahí. Este es el segundo paso en cualquiera de los correctores de color que uses. Es decir, tendrías que hacer algo así: cubrir la imperfección con el color que necesites y difuminarlo con una esponja Beautyblender o brocha o incluso tus dedos. Insisto en que la capa debe ser ligera para no crear textura. Después aplicas este corrector natural con tonos parecidos a tu piel.

corector natural

No te preocupes si te suena a muchas capas, obviamente no tienes que utilizar todos los correctores de color. Puedes escoger uno o dos colores que te sirvan mas dependiendo tu piel. En el mercado los encontramos en varios formatos, individuales o en paletas. Sino eres de las que se maquilla a diario, siempre puedes utilizarlos en alguna ocasión especial, la cosa es que lo intentes y compruebes por ti misma la magia del color.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.