#LFW: El principio de un recorrido de tendencias.

Vivir una semana de la moda puede ser de las experiencias mas divertidas, emocionantes pero también agotadoras. Es la segunda vez que tengo la oportunidad de cubrir una en Londres, y puedo asegurarles que era tanta la adrenalina que por momentos me encontré en temperaturas por debajo de los 6 grados y sin abrigo que me cubriera. La sensación de que todo el tiempo esta sucediendo algo, te absorbe y solo te hace querer estar más tiempo ahí donde todo parece develarse en minutos.

Se presentan cerca de 90 marcas a través de shows, pasarelas y presentaciones y aunque parece todo posible, es claro que por día no se alcanzarán a cubrir más de 7 a 9 eventos. Sumado a ello, no todo acontece en un mismo lugar por lo que hay que estar listos para saltar de locación en locación decidiendo qué se va a cubrir y que no. Si uno es relativamente nuevo en Londres, es probable que no se reciban tantas invitaciones como uno quisiera, por eso las que llegan son tesoros preciados y una buena oportunidad de adentrarse en la movida de la moda local.

El primer día por eso lo dediqué a atender a todas las invitaciones que recibí. Fueron 9 en total y quedé más que contenta con el resultado, de hecho acá entre nos me parece que es un número prudente para empezar, ya que aunque los desfiles o presentaciones no tomen más de 15 minutos, la previa y el traslado a distintas locaciones si que toman tiempo y eso cuenta. Ahora si les cuento como me fue en el inicio de London Fashion Week.

Tenía mis expectativas con un par de marcas que ya había conocido la edición anterior y esta vez algunas superaron aquello y otras me deslumbraron con sus despliegues. Me gustaría hablarles también de como son bien apreciadas las propuestas de diseñadores emergentes, extranjeros y poco mencionados en los medios. En en una semana de la moda donde se puede ver con lupa a los nuevos talentos y dar fe de su excelente trabajo.

Desde la mañana estuve presente en Steventai y Three Floor, ambas marcas mostraron sus colecciones en una locación externa a Brewer Street y apostaron por una puesta en escena con constante movimiento. Salir del esquema del tradicional desfile es una de las cosas mas llamativas en este tipo de eventos, porque las prendas se aprecian mejor, hay la posibilidad de ver como se llevan y sobre todo de tener una conversación cercana con los diseñadores.

Steventai nos remontó a la época de los telares y prendas hechas por nuestras abuelas. La costura de antaño que nos traslada a un tiempo dedicado a los detalles y calidad, pero mas allá de ello a un ambiente que envolvía nostalgia. El reflejo de esta inspiración se pudo apreciar en prendas de líneas rectas, formando una silueta minimalista clásica. La contraposición de camisas asimétricas junto a faldas largas sumado a un calzado cómodo símil a las ballerinas nos hizo sentir en casa a todos quienes maravillados fotografiábamos a las modelos descansadas en mecedoras.

Three Floor por su cuenta presentó la figura de una mujer sensual y cargada de drama. Esto no debemos tomarlo literal, sino que la marca nos invitaba a imaginarnos situaciones donde este tipo de prendas serían las elegidas para crear magia, misterio con un halo de osadía. Las transparencias, así como el trabajo con contraste de texturas se podía visualizar en vestidos largos con cuello halter, así como también en otros con falda de tipo midi que jugaban con una silueta mas femenina al ceñir la cintura y aumentar el volumen de la cadera. Lo principal era mostrar de forma sutil y no exagerar con el estilismo dramático. Una gran apuesta a los vestidos cóctel y de noche.

threefloor_1_hablemosdemodaya

threefloor_1_hablemosdemodaya

threefloor_1_hablemosdemodaya

4

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.