¿Por qué nos cuesta incluir color en un outfit?

Quizás es un «mal» de las grandes ciudades donde parece que buscamos camuflarnos, pasar desapercibidos o incluso no llamar tanto la atención. Estas tres expresiones que acabo de mencionar son las que más escucho al momento de preguntar ¿por qué no incluyes más color en tus outfits? De ahí hay una larga lista de «peros» que se dicen, sin embargo mucho tiene que ver con pensar que incluir color es un exceso, en lugar de un beneficio.

Si te has escuchado diciéndote cosas como:

  • «Es que no sé cómo combinar…»
  • «No me gusta complicarme pensando en las tendencias…»
  • «Es que no me gusta que me miren mucho en la calle»
  • «El color es un exceso y no quiero verme desentonada»
  • «El negro es el único color que me queda bien y adelgaza»

Uff… si estas frases son un claro indicio de que tienes un gran temor al uso del color. Pero por qué se daría esto, a qué le tememos o en efecto por qué pensamos que nos «perjudica» vestirlo.

Usualmente cuando se hace un test de estilo una de las preguntas claves es la de cuáles son los colores favoritos (no los que vistes, sino los que te gustan), y ahí es como que la persona se siente liberada de la presión de elegir el color adecuado y da rienda suelta a su amor por determinado color. No obstante cuando se pregunta «¿cuáles son tus colores para vestir?» ahí cambia el panorama por completo y la respuesta casi siempre incluye tonos neutros, por no decir específicamente color negro.

Animarse al uso del color día a día es un hábito que puede crearse. ¿Tiene que ver el estilo? claro que si, y cada uno tiene una gama que lo caracteriza. ¿Tiene que ver la estación de colorimetría a la que perteneces? si, también y muchísimo más cuando lo que buscamos es aprender a sentirnos cómodas con el uso del color. Por eso para ir poco a poco adaptándonos a ello, les paso unas recomendaciones prácticas de tal forma que no lo sientan como una imposición sino como una motivación.

Fotografía: PinkPot
Fotografía: PinkPot
  • Si vistes todo el tiempo de color negro, empieza a preguntarte qué tipo de ocasiones ameritan algo de color según tu estilo.  Quizás hay momentos donde el negro queda muy sobrio.
  • Los accesorios son una excelente opción para insertar color en tu día a día. Empieza con un collar, luego anímate a un anillo y por qué no hasta una cartera que llevas a tu oficina.
  • El uso del color ayuda a dar brillo a tu rostro, sobre todo si eliges los de tu paleta de colores personal. Para enterarte más de este tema hay posts en el blog que hablan de esto. Infórmate!
  • Cuando no sepas qué colores combinan con qué, recuerda la regla de los colores complementarios y así aprenderás a armar outfits con la tendencia de «bloques de color», por ejemplo: amarillo y morado, azul y naranja, rojo y verde. Por supuesto no tienen que ser los colores puros, puedes usar distintos tonos de estos.
  • El maquillaje también se toma en cuenta al momento de usar colores que iluminan al rostro. Anímate a un labial rojo intenso o fucsia. Créeme te acostumbrarás a captar miradas.
  • Es mentira que el color negro siempre adelgaza. Si se lo usa de forma desmedida en relación a tu tendencia, también puede crear volumen.
  • ¿Eres fanática de los neutros? ¿Sabías que en la moda los colores como vino, azul, camel e incluso beige son considerados neutros? Pruébalos.
  • Anímate a probar un color distinto cada mes. Piensa en tus colores favoritos.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0