¡Tu imagen real e ideal, una relación que conduce al éxito!

tu imagen real e ideal

Ya hemos hablado de la importancia de la imagen a nivel empresarial y personal. Sin embargo, hay algo de lo que poco nos hablan y es de la relación de la imagen real e ideal y cómo inciden en nuestra vida.

¿Qué es la imagen real e ideal?

Empecemos por aclarar lo que significa cada una. La imagen ideal es una percepción de lo que nos gustaría ser, pero aún no hemos logrado. Son nuestras aspiraciones y deseos más profundos e incluso las expectativas que tenemos sobre nosotros mismos y nuestra vida. Por otro lado, la imagen real es lo que somos actualmente con nuestras virtudes y defectos. Es eso que es natural a cada uno y que fluye de manera espontánea en nuestra vida, aquello que nos hace únicos e inolvidables.

Ninguna de las dos es buena o mala, ya que forman parte de nuestra vida, de nosotros mismos. La magia de estas dos áreas ocurre cuando tenemos la valentía de reconocernos frente al espejo identificando nuestra imagen real y permitiendo que la ideal sea una versión mejorada de nosotros mismos y no una copia mal adaptada de lo que otros nos hicieron creer o que equivocadamente aprendimos durante mucho tiempo. Estas dos imágenes deben ir por el mismo camino para que puedan llevarnos a potenciar nuestra imagen y todo nuestro desarrollo en áreas como la profesional y personal.

cual es tu imagen ideal

¿Cómo potenciarlas?

Lo primero en lo que debemos trabajar es en evaluar realmente quienes somos, para ello debemos revisar cual es esa autoimagen que tenemos; es decir evalúa cual es el concepto que tienes de ti mismo, pero hazlo desde el amor reconociendo tus atributos y carencias. Esto permitirá acercarte a tu imagen real, restándole poder a lo que otros opinan de ti y escuchando tu propia voz interior. Una vez tengas claro ese estilo innato en ti, vas a revisar tu imagen ideal y vas a evaluar que no exista mucha distancia entre las dos.

Recuerda que tu imagen ideal puede ayudarte a crecer en diferentes aspectos de tu vida. Esta debe ser una fuente de inspiración desde lo más personal hasta lo profesional. Sin duda tener claro el camino hacia el que quieres dirigirte y cómo quieres ser visto, es el primer eslabón en tu crecimiento. Para que esto suceda de manera exitosa, esa imagen debe ser la versión mejorada de quién eres y debe estar conectada con tu esencia. Si logras que esto suceda tu camino al éxito está garantizado. Es que siempre podrás verte y reconocer quién eres realmente y potenciar cada una de tus cualidades.

¡Súmate a la comunidad de HDMY! Podrás recibir contenido exclusivo y novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.